Domingo, 12 de julio de 2020

El discurrir y el discurso de la vías pecuarias - 31

Rutas no pecuarias realacionadas con el pastoreo

Calzadas romanas. Permitieron la intercomunicación de las tribus que habitaban la península, la extensión de una sola lengua para todos (latín) con posibilidad de adquirir rápidamente difusión la cultura de los conquistadores. Desde el punto de vista romano, se favoreció el comercio y se facilitaron y aseguraron los movimientos de índole militar.

Entre la red de calzadas merecen destacar:

La de La Plata, desde Andalucía Occidental a Galicia; la que comunicaba la Meseta Superior con Tarragona a través del Valle del Ebro; la que unía Cartagena con La Mancha y finalmente, la vía del litoral mediterráneo que marchaba desde la costa catalana hasta la hoy valenciana, para penetrar después al interior por Játiva y por Almansa y Despeñaperros, cruzar Andalucía hasta morir enCádiz.

La Cabaña Real de Carreteros que gozó de exenciones tributarias durante su larga fase de actividad; disponía de los pastos que precisaba su ganado gratuitamente, a cambio de sujetarse y cumplir los transportes encomendados por las respectivas hermandades. Tuvo un largo periodo de intensa actividad que completaba la Arriería. Constituyeron la Cabaña cuatro hermandades: la de Soria, Burgos, la Abulense de Navarredonda y la de Almodovar del Pinar de Cuenca. Su disolución coincidió principalmente con el avance tecnológico que supuso la ballesta y el desplazamiento a mayor velocidad.

Las otras dos rutas de transporte eran la arriería, ya aludida, y por la curiosa comunidad de la Maragatería. En esta comunidad, emplazada al Oeste de Astorga, participaban los hombres en el transporte de mercancías, mientras las mujeres permanecían en el hogar cuidando de la hacienda, de la labranza y de la prole. Era una comunidad endogámica, muy vinculada a su espacio comarcal y sus rutas de transporte.