Miércoles, 1 de abril de 2020
Bracamonte al día

Primeras multas en Peñaranda por saltarse las normas del Estado de Alarma frente al coronavirus

Los agentes realizan controles de vehículos y personas diariamente, solicitando documentación que acredite la realidad de su estancia fuera del domicilio. Aquellos que lo incumplen ya están siendo denunciados
La Policía Local mantiene controles en accesos, calles y plazas de Peñaranda
La Policía Local de Peñaranda mantiene un dispositivo especial de controles en  diferentes puntos de la ciudad, especialmente en sus accesos, con el fin de reforzar la vigilancia en aquellos desplazamientos innecesarios que incumplen el mandato impuesto por el Estado de Alarma nacional, que limita la libertad de movimientos, buscando además concienciar a la población sobre el importante riesgo que supone para sí mismos y el resto de ciudadanos el saltarse el confinamiento ordenado por las autoridades para tratar de frenar los contagios del COVID-19
 
De esta forma, los agentes están controlando una media de 160 vehículos y 80 personas diariamente, disponiendo vigilancias exhaustivas especialmente en los accesos a Peñaranda y de manera aleatoria. A ello se suma el control a pie que llevan a cabo por calles y plazas, identificando a ciudadanos y el motivo de su estancia fuera del domicilio, incluyendo la petición de documentaciones como certificados médicos o de trabajo, tratando así de comprobar la realidad de la justificación y evitar la picaresca que aún se mantiene en una pequeña parte de la población para saltarse los mandatos estatales.
 
Hasta el momento la Policía Local ha impuesto dos sanciones, en modo de denuncia, ya que el hacer caso omiso a las órdenes establecidas ya es motivo de multa, algo que se mantendrá mientras continúe activo el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
 
Este operativo se suma al que está desarrollando la Guardia Civil, cuerpo que desde el día de ayer está realizando 30.000 controles de carretera, algo que se verá reforzado durante todo el fin de semana con el fin de vigilar el cumplimiento de las restricciones de circulación impuestas.