Jueves, 2 de abril de 2020

Declarado el estado de emergencia en Portugal

Desde esta medianoche hasta el 2 de abril

Marcelo Rebelo de Sousa en reunión hoy del Consejo de Estado/ Presidência da República

El estado de sitio o de emergencia ha sido aprobado en Portugal por la Asamblea de la República (el Parlamento portugués) “con fundamento en la verificación de una situación de calamidad pública”.

Esta medida constitucional ha sido tomada después del parecer favorable del Consejo de Ministros, reunido de forma extraordinaria tras el decreto sobre el estado de emergencia presentado por el presidente de la República.

El estado de emergencia estará en vigor durante 15 días, desde esta medianoche hasta las 23h59 del 2 de abril, y podrá ser prolongado por otro periodo igual mediante nueva votación en la Asamblea de la República.

Con esta medida queda suspendido parcialmente el ejercicio de los siguientes derechos:

  1. Movilidad: limitado el derecho de desplazamiento y permanencia en la vía pública de forma no justificada.
  2. Propiedad e iniciativa privada: posibilidad de requisar bienes y servicios.
  3. Derechos de los trabajadores: la autoridad competente podrá determinar la presentación al servicio de cualquier trabajador de entidad pública o privada, modificar sus funciones o el lugar de prestación del trabajo. Suspendido el derecho de huelga.
  4. Circulación internacional: controles fronterizos de personas y bienes, especialmente, controles sanitarios.
  5. Derecho de reunión y manifestación: limitación o prohibición.
  6. Libertad de culto en el ámbito colectivo: limitación o prohibición.
  7. Derecho de resistencia: queda impedido cualquier acto de resistencia activa o pasiva a la autoridad.

La medida ha sido aprobada por el parlamento portugués con ningún voto en contra y alguna abstención.

El primer ministro Costa agradeció a todos, incluido el principal partido de la oposición, su apoyo para “juntos enfrentar esta amenaza”. “El PSD no es oposición sino colaboración. Le deseo nervios de acero, coraje y mucha suerte”, afirmó el representante del PSD.

“Tomamos esta medida para hacer más y mejor, aunque el estado de emergencia no resolverá esta pandemia. Esta curva epidemiológica no acabará en los próximos 15 días, tendrá probablemente su pico a mediados de abril y sólo se reducirá sensiblemente a finales de mayo” ha dicho el primer ministro en el Parlamento.

Costa ha recalcado que bienes y servicios esenciales serán asegurados y que la decisión no significa que el país vaya a parar.

“La lucha por la vida exige, en primer lugar, que la vida continúe”, concluyó António Costa.

El estado de emergencia, similar al estado de alarma en España, solo había sido decretado en Portugal una vez, el 25 de noviembre de 1975. Es al presidente de la República a quien corresponde decretarlo, según el art. 138 de la Constitución Portuguesa.

Marcelo Rebelo de Sousa se había reunido esta mañana con tal fin en su residencia oficial del Palacio de Belén con los miembros del Consejo de Estado por videoconferencia.

El Gobierno anunció hoy medidas de apoyo a las empresas por valor de nueve mil millones de euros, entre líneas de crédito y facilidades en el pago de impuestos y a la seguridad social.

Además de estas medidas tomadas para el conjunto del país, las cámaras municipales se han convertido en los gestores de proximidad de esta crisis, actuando en primera línea, creando servicios de ayuda domiciliaria, decidiendo la suspensión de parquímetros o habilitando líneas telefónicas y por internet de apoyo psicológico a la población.