Domingo, 29 de marzo de 2020

Ocultación,improvisación ¿pero esto que es?

Cuando hace meses todos los Gobiernos del mundo, estaban tomando medidas, el desgobierno de Sánchez, solo  tenía una meta: satisfacer a sus socios comunistas y que nada les quitara el placer de ir a la MANIFA del 8 de Marzo, contra la derecha carca e inútil ¿Recuerdan las palabras de la señora Calvo?...  (“ No bonita, no bonita el feminismo no es de todas; no bonita, nos lo hemos currado en la genealogía... socialista".  Lo suyo es abrir la boca… mejor callarse que la vida la va poner en su lugar, como dijo su paisano Chiquitete:. En este mundo se pagan, madre, todas las cosas. Todas las cosas. Dicen que había muerto pobre, enferma y sola.

 Los virus, aunque fue al aire libre, estaban allí, se solidarizaron con las hembras feministas y la nueva Ley Montero, las del grito: “Solas y borrachas queremos llegar a casa”. El Presidente, ayer, por fin despertó de su mudez; vamos que te quedas con tal sopetón, entre nada claro y menos entendible,  en total estado de shock histérico. ¿Consecuencia? …  los Hipermercados y supermercados con las estanterías vacías. Me pareció que estaba viendo imágenes de la Venezuela de Maduro, allí les llevó algún tiempo conseguir el total desabastecimiento, aquí (somos más chulos y lo hicimos en 24 horas).  Un caos, improvisación total, mala gestión de los incompetentes que desgobiernan España...

El Ministro de Sanidad no es mentiroso, su especialidad es la filosofía, ¡que sabe Salvador Illa de virus, bacterias, pandemia, peste!… ¿sigo señor Illa con sus desconocimientos?  No justifico que aceptara ese ministerio, el dinero el goloso ¿Verdad? y en su desconocimiento suelta la perla” El repunte se ha producido el domingo por la noche” Vamos terminada la manifa, los viritus se dijeron ¡al ataque, las moradas de noche nos dejan hacer nuestra labor! Ya estaba complacida Irene Montero y su panda. Al grito tan femenino "sola y borracha quiero llegar a casa”

Den gracias a tener una Oposicion responsable, o de esto se hace sangre hasta emborracharnos en ella, es algo tan serio, a que tardaremos mucho tiempo en recuperarnos. Ellos, los especialistas en agitar la calle, o moverse como los reptiles en las cloacas, sí lo hicieron, hace hoy 16 años, el fatídico 11 de marzo ¿lo recuerdan? Yo no olvido que 193 personas perdieron la vida, y 2084 quedaron con secuelas físicas y psíquicas. A degüello se echaron contra Aznar, sabían que PP ganaba las elecciones aliándose con otro partido, ¡quia!, mordieron hasta la nausea, el asco…

 

LA OCULTACION DE LA VERDAD

 

Había una vez un duende chiquito y travieso. Era conocido como Casimirín.

Le encantaba bromear. Solía hacer burlas… entre sus preferidas, pedir ayuda a gritos  sin que le hubiera ocurrido nada. Le divertía ver como los demás corrían en su ayuda, dejando la labor que estaban haciendo. Un día Casimirín en su inconsciencia le gastó la broma a una brujita.

La bruja había tenido que dejar sus encantamientos para acudir a su  falsa alarma, enfadada y furiosa, decide dar una lección a Casimirín

       — Chirivín, chirivín, chiriván, palabras de engaños no saldrán más, mentir se acabará

    Chirivín, chirivín, chiriván, a partir de hoy palabras de verdad, solo de tu boca saldrán.

De esta forma Casimirín, solo podría decir la verdad. Y esto se convirtió en un gran problema.

Cuando fue a jugar con el caracol, le dijo que era sucio baboso y lento y el pobrecito Cararitito se enfadó muchísimo, a su amiga la mofeta Feta le dio un zasca -eres sucia y apestosa y ésta se enojó muchísimo,  a la tortuga Rula le espeta: eres lenta y me desesperas, tengo que esperarte siempre y tu caparazón es horrible. Al mono Mano: eres estúpido y ruidoso. De forma Casimirín perdió sus amistades. Viéndose completamente solo,  decide visitar a la bruja Pitufa, a fin de que hiciera un hechizo que no asustara a sus antiguas amistades.

 Muy seria la bruja Pitufa dice

—Casimiro, mentir está muy mal. Llevas tanto tiempo mintiendo que no sabes decir la verdad sin herir.

Pensó, pensó, y hasta repensó.

 Al caracol le dijo que tuviera cuidado con las babas que no le gustaba mancharse. A la mofeta le aconsejó probara a usar colonia. A la tortuga que procurará salir antes de casa, así nadie tendría que esperarla, al mono, que moderara sus ruidos, resultaban muy molestos.

 Una tarde en que la bruja recogía plantas para sus encantamientos y remedios, le ve estudiando, algo inaudito en Casimirín

—Has aprendido lo importante que es decir la verdad. Ahora te voy a decir una cosa, nunca usé hechizos para que no volvieras a mentir, has estado diciendo la verdad porque has comprendido que así puedes ser creible, creible sin herir.

No sé donde vive la bruja Pitufa, pero si alguno tiene su tarjeta de visita que la  envié a Moncloa. Vivimos  por desgracia en la mentira continuada y lo peor, qué ya  la consideramos “normal”