Martes, 11 de agosto de 2020

Los apicultores salmantinos se manifestarán en Madrid para exigir el control de las importaciones de miel

La protesta será el 10 de marzo en Plaza de Atocha, frente al Ministerio de Agricultura para “defender nuestro trabajo y nuestra vida”

Representantes de UPA, COAG, ASAJA y cooperativas agroalimentarias que explicaron estas demandas en el Recinto Ferial. Foto de Lydia González

“Es necesaria esta manifestación para reivindicar el malestar el sector”, explicaban esta mañana en el Recinto Ferial de la Diputación los representantes de UPA, COAG, ASAJA y cooperativas agroalimentarias. La movilización será el 10 de marzo en la plaza de Atocha, frente al Ministerio de Agricultura de Madrid, de 11:00 a 14:00 horas. “Es una llamada a todos los apicultores para poder estar defendiendo en Madrid nuestro trabajo y nuestra vida”, añadían.

En este sentido, explicaban que reivindican “que se tomen medidas para paliar los problemas que los apicultores están teniendo para ejercer su actividad de una manera sostenible. Quedan patentes que las escasas medidas que se han tomado han resultado ineficaces, ineficientes e insuficientes y es necesario que se tomen otras urgentes y concretas para asegurar un sector apícola sostenible sobretodo teniendo en cuenta la importancia económica, social, territorial y medioambiental de la apicultura española”.

Los productores consideran que el principal problema del sector son las importaciones, ya que “España importó en 2019 26.800 toneladas de miel y China fue el principal proveedor con 7.459 toneladas colocadas en nuestro mercado a un precio medio de importación de 1,50€/kilo (significativamente inferiores a los costes de producción de cualquier apicultor nacional), por eso queremos desarrollar medidas efectivas que reequilibren la cadena de valor de la miel y los productos apícolas, que aseguren la sostenibilidad de los apicultores, una revisión urgente de la política de acuerdos comerciales que garantice que la miel importada cumple con todos los requisitos productivos sociales y medioambientales, y que los productos apícolas (miel y polen) no puedan ser usados como moneda de cambio en los acuerdos comerciales que se establezcan a nivel europeo”.

Además, las OPAS y cooperativas instan al Ministerio a que “mantenga su posición política inicial en materia de etiquetado de origen de la miel defendiendo uno que incluya el listado de países y su porcentaje y que lidere un cambio de la directiva de la miel a nivel europeo que contemple y haga extensiva la obligación de indicar el origen en todas las mieles de la UE”.

Por otra parte, consideran “imprescindible la creación de un grupo de trabajo específico sobre Varroa que se reúna periódicamente a nivel estatal y mejore la coordinación entre las administraciones en materia sanitaria, hay que investigar el desarrollo de nuevos principios activos frente a Varroa y poner a disposición de la investigación pública suficientes recursos para definir proyectos de forma inmediata”.

Por eso, estas organizaciones defienden “el mantenimiento y refuerzo del presupuesto estatal y de las distintas comunidades autónomas destinadas a las ayudas al sector apícola en el marco de la política agraria común para que se pueda desarrollar el plan apícola actual”. Finalmente, solicitan “un plan sectorial incluido en el plan nacional de adaptación al cambio climático”.

Fotos de Lydia González