Viernes, 10 de abril de 2020

¿Cómo declararse en quiebra para empezar de cero?

La cancelación de una deuda que ascendía a más de 86.000 euros, última sentencia dictada en Castilla y León aplicando la Ley de Segunda Oportunidad

Declararse en quiebra para empezar de cero

La cancelación de una deuda que ascendía a más de 86.000 euros concedida por un Juzgado de Primera Instancia de Valladolid es la última de las sentencias dictadas en Castilla y León  (en concreto, este pasado mes de enero) aplicando la Ley de Segunda Oportunidad. Un caso tramitado por el despacho de abogados especializado en la aplicación de esta legislación, Repara tu Deuda. Este despacho gestiona más del 89% de todos los casos a nivel nacional.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Declararse en quiebra y empezar de cero, ¿es posible? Desde 2015, con la entrada en vigor de la Ley de Segunda Oportunidad (Ley 25/2015), aquellas personas que se encuentran en situación de dificultad económica tienen la oportunidad de acogerse con el fin de refinanciar las deudas en términos de viabilidad, o bien, ver canceladas esas deudas.

Hasta esta fecha, los particulares y autónomos no tenían opción alguna de declararse en quiebra, ya que tan solo podían hacerlo las empresas.

Requisitos

En primer lugar, la deuda debe ser inferior a 5 millones de euros. Además, no debe tener antecedentes penales, debe existir una situación de insolvencia (sin ingresos ni patrimonio para pagar gastos básicos)  y el deudor ha tenido que actuar de buena fe.

Tal y como explica Repara tu Deuda, actuar de buena fe se traduce en que antes de iniciar el proceso para la cancelación de las deudas, se ha tenido que celebrar el intento del acuerdo extrajudicial con los acreedores; no se ha podido acudir a la Ley de la Segunda Oportunidad en los 10 años anteriores; en el caso de los autónomos, el deudor no ha podido ser declarado culpable por delitos económicos o sociales; no pueden existir condenas por delitos contra patrimonio, falsedad documental, Haciendo Pública, Seguridad Social o derechos de los trabajadores (se tendrán en cuenta los últimos 10 años) y no se ha podido rechazar una oferta de empleo considerada adecuada a las capacidades de la persona deudora durante los últimos 4 años.

Una ley desconocida para muchos

La Ley de Segunda Oportunidad sigue siendo, en muchos aspectos, una desconocida para las personas endeudas. Así lo constatan los datos. En España apenas se superan los 10.000 casos anuales, después de 4 años de la entrada en vigor de esta ley, según datos publicados por Europa Press.

No todas las deudas se cancelan, ya que quedan excluidas aquellas que se han contraído con Hacienda y con la Seguridad Social.