Sábado, 4 de abril de 2020

Detenido por robar en dos explotaciones ganaderas en Alaraz y Ledrada

Además, el sujeto fue investigado también por cultivo de marihuana y defraudación de fluido eléctrico

Plantación de marihuana en el domicilio del arrestado en Béjar

La investigación de la Guardia Civil comenzaba en junio, tras la denuncia de un robo con fuerza en una explotación ganadera del termino municipal de Ledrada, donde fueron sustraídas numerosas herramientas y un generador eléctrico. 

Posteriormente, en el mes de noviembre de 2019, tenía lugar un segundo robo con fuerza de características similares en otra explotación ganadera, en Campillo de Salvatierra. Donde también se habían llevado herramientas y material eléctrico.

La similitud de los hechos, junto a diversos indicios de ambos hechos delictivos, permitió identificar a un sospechoso, un varón de 35 años de edad y residente en Bejar (Salamanca), que había trabajado en ambas explotaciones y que en ambos casos había abandonado el trabajo días antes de cometer los robos.

 Por todo ello se procedió el 19 de febrero a la entrada y registro de la vivienda del sospechoso en Béjar, donde se recuperaron diversas herramientas, supuestamente procedentes de los robos investigados. Además, los Guardias Civiles del equipo ROCA localizaron allí una plantación de marihuana indoor perfectamente compartimentada, consistente en 27 plantas de tamaño medio, y 70 ramas de cogollos en proceso final de secado; encontrándose la instalación conectada de forma fraudulenta a la red pública. 

A lo largo de los días siguientes, las entrevistas de los agentes con los perjudicados permitieron el esclarecimiento de los dos robos citados y no se descarta el esclarecimiento de otros.

Como consecuencia, se detenía al supuesto autor de dos delitos de robo con fuerza en las cosas, contra la salud pública (Plantación de sustancias estupefacientes) y defraudación de fluido eléctrico.

El detenido y las diligencias instruidas se pusieron a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Béjar, y quedó en libertad con cargos. Además, los objetos recuperados fueron entregados a sus legítimos propietarios.