Jueves, 4 de junio de 2020
Béjar al día

El Partido Popular tiende la mano a Ciudadanos y Tú Aportas para un Gobierno de coalición

La gestión de la estación de esquí lleva a Alejo Riñones a proponer un Gobierno de coalición con el resto de partidos de la oposición

El Partido Popular ha mostrado  al resto de partidos de la oposición en Béjar su disposición para llegar a un acuerdo que acabe con la mala gestión de la estación de esquí y de otras muchas cosas que no están funcionando en la ciudad “no se puede decir que la gestión de La Covatilla ha sido mala y nefasta y a la vez estar manteniendo al equipo de Gobierno para gestionarla”, ha manifestado Alejo Riñones, añadiendo que si no se van a poner soluciones que respeten su trabajo y dejen al Partido Popular ejercer sus responsabilidades como oposición, que es donde, todo el resto de partidos y no los ciudadanos, le han puesto, añadiendo “si quieren revertir la situación solo tienen que llamarnos, verás que pronto encontramos una solución para todos los problemas”.

Proyecto del Partido Popular para La Covatilla

Alejo Riñones ha manifestado que su partido desde el principio ha defendido la estación de esquí bejarana, siendo conscientes de sus limitaciones, pero siendo conocedores de la importancia que tiene para Béjar y su comarca y tratando siempre de sacarle el mayor partido posible.

En la actualidad La Covatilla, de titularidad y gestión municipal está valorada en más de 20 millones de euros, cuenta con una finca de 600 hectáreas, un telesillas, dos remontes, una cinta transportadora, tres edificios y 3.000 equipos de esquí, en la que el equipo Popular ha invertido en los dos últimos años de su legislatura más de dos millones de euros y ha dejado cuatro millones y medio del Plan de Reindustrialización para inversiones que no pueden ser destinadas a otra cosa, por lo que Alejo Riñones considera que perder ese dinero sería una gran irresponsabilidad por parte de la actual Alcaldesa.

Además, el Portavoz del Partido Popular ha recordado que dejaron firmados convenios importantes con administraciones como la Diputación y el Ayuntamiento de Salamanca y las diputaciones de Cáceres y Ávila para la recepción de un buen número de escolares que aprendieran a esquiar en la Sierra de Béjar durante los días entre semana, cuando hay menos afluencia de esquiadores, consiguiendo con ello que la estación funcionara, niños y niñas que este año no han podido venir.

El proyecto que tenía el Partido Popular, según ha manifestado Riñones estaba concebido habiendo tenido en cuenta los trabajadores de La Covatilla, conocedores de primera mano de las necesidades de la estación, en el que también habían colaborado técnicos de otras estaciones similares que habían marcado pautas de intervención según su experiencia y también había participado el Ayuntamiento. El proyecto consistía en un aumento de la energía de la estación con nuevos transformadores y equipos, la creación de una gran balsa de agua para recoger los manantiales de de las corrientes del Duero y del Tajo que hay en la zona, la compra de nuevos bombeos para los cañones, la creación de un nuevo centro de acogida para esquiadores, la instalación de dos remontes a ras de suelo que funcionaran aunque haya fuertes vientos y la construcción de una nueva pista de debutantes y ampliación de las ya existentes alargándolas hasta la de El Cerrojo y por último la compra de 55 cañones nuevos que sumados a los 23 existentes, que habría que seguir reparando y manteniendo, harían nieve suficiente para abrir la estación en años con escasas precipitaciones.

La apertura del parque de verano abría tenido la estación preparada para la campaña de nieve

El Partido Popular ha cuestionado duramente que se haya renunciado a abrir la estación con actividades de verano, ya que entre semana, durante la estación estival, las personas contratadas se dedicaban a labores de mantenimiento, que este año no se han realizado. Riñones ha remarcando que este año en verano la estación no estaba ni mejor ni peor que otros años cuando se inicia este mantenimiento y sólo la falta de interés, la inexperiencia, el cambio de los trabajadores a otros puestos de trabajo y no dejarse ayudar, ha sido lo que ha hecho que no estuvieran preparadas las pistas para recibir a las primeras nevadas.

En esta línea Alejo Riñones ha señalado que el equipo de Gobierno no arregló las máquinas pisapistas pensando en que se compraría una nueva, hecho que no se produjo porque la única empresa que las suministra en España, llegó tarde a la licitación y asegura que esto se debió a una mala gestión, pues si veían que se acababa el plazo sin que dicha empresa presentara la oferta, deberían haberla llamado para avisarles y que la licitación no quedara desierta.

Además vuelven a calificar de mala gestión que no se haya hecho nieve porque los cañones son viejos y necesitaban repuestos y mantenimiento “que no nos hagan tirar de papeles, porque estaban funcionando los cañones después sin estar aquí los repuestos, por lo que no hicieron falta para ponerlos en marcha”, ha señalado Riñones, que ha añadido “mal por no pisar la nieve, mal por no sacarla de las girondas en las que se acumula y esparcirla en las pistas y una pésima promoción que nos ha llevado a hasta hoy sin aprovechar la poca que cayó, otros años han sido malos en cuanto a precipitaciones pero siempre se ha sacado el mayor partido posible para poder cumplir con los compromisos de los Bautismos Blancos, con los esquiadores y con los negocios que dependen de La Covatilla”.