Reaparece en Asturias un ejemplar de 'Del sentimiento trágico de la vida' autografiado por Miguel de Unamuno

El que fuera rector de la Universidad de Salamanca se lo regaló, dedicado, a su homólogo de la Universidad de Oviedo, Leopoldo García-Alas, hijo del autor de La Regenta que fue fusilado siete meses después del inicio de la Guerra Civil

Portada del ensayo unamuniano junto a una fotografía del intelectual en su época parisina

Que lo sucedido en España entre 1936 y 1939 marca aun en ocasiones el pulso de la actualidad es una evidencia. Lo que no es tan habitual es que se restituya, más de ocho décadas después, el daño sufrido en ámbitos como el de la Cultura. Así ha ocurrido con un ejemplar del ensayo ‘Del sentimiento trágico de la vida’, de Miguel de Unamuno, que regresó el paso mes de octubre a Asturias después de ser descubierto en una librería de viejo.

La historia, de la que hoy se hace eco el diario El Comercio, encierra otras dos peculiaridades llamativas. El libro de Unamuno es una primera edición y, además, incluye una dedicatoria de puño y letra de quien fuera rector de la Universidad de Salamanca.

Ese ejemplar reaparecido está dedicado a su homólogo en la Universidad de Oviedo, Leopoldo García-Alas, de cuyo fusilamiento se cumplen precisamente este jueves 83 años. El hijo de Clarín, de orientación ideológica izquierdista, fue detenido por los sublevados y ejecutado en la cárcel de Oviedo el 20 de febrero de 1937. Tenía 53 años. Por suerte para Unamuno, don Miguel ya no fue testigo de esa atrocidad a la que siguió un saqueo de los bienes de la familia del primogénito del autor de La Regenta. Entre ellos se incluía ese libro autografiado cuyo hallazgo también encierra varias curiosidades.


Hace poco más de un año, el empresario Plácido Arango, recientemente fallecido en Madrid, reconoció que llevaba tiempo buscando una primera edición de La Regenta. Los nietos del rector asesinado -y bisnietos del zamorano Clarín- lograron dar con ella. Meses más tarde, en octubre pasado, recibieron una carta de agradecimiento del propio Arango y, en su interior, un valioso obsequio. Se trataba de esa primera edición de ‘Del sentimiento trágico de la vida’ que Unamuno había regalado a Leopoldo García-Alas. Según confesaba Arango, lo había comprado en una librería de viejo, sorprendido además por la dedicatoria de rector a rector, lo que le otorgaba aún más valor.

El próximo lunes, Leopoldo Tolivar Alas, uno de los nietos de García-Alas y catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo, depositará el libro en la sección que la Biblioteca de Asturias dedica al legado literario de la familia Alas. La obra regresará de esta forma al lugar del que nunca debió salir y menos aún en tan trágicas circunstancias.