Sábado, 4 de abril de 2020

La llamativa estética del ‘Entrudo Lagarteiro’, uno de los carnavales más peculiares de la Beira Interior

Desde el paño blanco con que se cubre la cara, a las Viudas del Carnaval o la Quema del Entruejo

Un paño blanco de ganchillo o bolillos sobre la cara es una de las consignas para participar en este carnaval

En el pueblo de Vilar de Amargo (concejo de Figueira de Castelo Rodrigo) se celebra con auge creciente durante los últimos años uno de los carnavales más singulares y tradicionales de la Beira Interior.

El denominado ‘Entrudo Lagarteiro’ dedicará toda la jornada del sábado 22 de febrero a festejar en comunidad esta popular fiesta, junto a los habitantes del pueblo, los hijos de la tierra que estos días regresan a casa y todos los visitantes y curiosos que les quieran acompañar. Desde hace unos años el Entrudo Lagarteiro tradicional de Vilar de Amargo ha revivido con sus características originales.

Con una estética chocante, que sorprenderá a los que por primera vez se acerquen a esta localidad cercana a la frontera con Salamanca, el Carnaval de Vilar de Amargo se está fortaleciendo gracias a la asociación cultural Lagarto.

Según las costumbres que recuerdan los más viejos del lugar, en estos días los hombres se disfrazaban de mujer y las mujeres de hombre, se enharinaban la cara, se la tiznaban con hollín o se colocaban una máscara hecha de corcho. Los chicos tiraban bugallas de roble a las chicas y había mujeres que se vestían totalmente de negro, velando al Entruejo para después ser procesionado.

Uno de los aspectos estéticos que distingue este carnaval es el uso de un paño de ganchillo o encaje de bolillos blanco, que se coloca sobre el rostro para ocultar la identidad de su portador o portadora. A veces la prenda no cubre sólo la cara sino todo el cuerpo. Un detalle único en esta región del interior de Portugal.

Las ‘Viudas del Carnaval de Vilar de Amargo’ preparan una apetitosa sopa al caer la tarde, –el Caldo de las Viudas-, que se distribuye a todos los presentes.

Los más ancianos del lugar han ayudado a los jóvenes a preservar y recuperar las antiguas costumbres con las que trascurría el carnaval en Vilar de Amargo. La Asociación Lagarto ha documentado estas peculiaridades para que no desaparezcan y ha revigorizado la fiesta recientemente. Esta asociación local surgió en 2017 para dar más vida al pueblo y poner en valor su identidad.

El sábado 22 la jornada comenzará con una ruta de senderismo a las 9.30 horas por la ‘Senda del Entrudo Lagarteiro’, una ruta circular de unos 8 km. Continuará con animación callejera con música tradicional durante todo el día. El almuerzo comunitario está previsto a las 12.30 en la plaza de la Torre, la plaza central del pueblo.

Por la tarde se desarrollarán diversos espectáculos, como teatro de calle y explicación de las principales costumbres locales asociadas a esta celebración pagana. A las 16.30 se realizará una visita teatralizada y guiada por la figura del Abad João de Barros y Brito, que permitirá descubrir alguno de los ejemplos de arquitectura popular beirã en piedra que conservan algunas casas de Vilar de Amargo.

A las 17.30 comienza el velatorio del Entruejo, -un muñeco relleno de paja que posteriormente desfila en procesión-, a la luz de las antorchas, en una marcha fúnebre popular y estrafalaria por las calles del pueblo.

La marcha termina con un sermón en la plaza de la Torre y la posterior Quema del Entruejo, uno de los momentos altos de la jornada. Hacia las 20h00 el Caldo de las Viudas será servido, dando paso a una noche de diversión callejera y vecinal con música folk, espectáculos de fuego y malabarismo.

Vilar de Amargo es un pequeño pueblo de unos 200 habitantes situado al norte de Figueira de Castelo Rodrigo, en dirección a Vila Nova de Foz Côa, antes de llegar a Almendra. Con iniciativas como ésta promovida por la Asociación Lagarto se pretende dar seguimiento a las celebraciones festivas de los antepasados, atraer visitantes a la localidad y fomentar momentos de convivencia entre la comunidad.