Lunes, 24 de febrero de 2020

Castilla y León registra 49 nuevos casos de cáncer infantil en un año, 12 de ellos en niños salmantinos 

Pyfano atiende a más de 280 menores, incluyendo nuevos diagnósticos, en tratamiento o recaídas, y a sus familiares durante el pasado año 
Complejo Asistencial Universitario de Salamanca

Cada año se diagnostican cerca de 1.400 nuevos casos de niños con cáncer en España de 0 a 18 años, según datos de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC). A pesar de ser una enfermedad rara, el cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad hasta los 14 años. 

En Castilla y León, durante el pasado año Pyfano ha registrado 49 nuevos diagnósticos de menores con cáncer entre 0 y 18 años, 14 derivados de Castilla y León a otras comunidades autónomas para tratamiento, 7 recaídas, 4 trasplantes de médula y 6  fallecimientos. Pyfano ha atendido en 2019 a un total de 287 menores afectados (nuevos diagnósticos, recaídas, en tratamiento, derivados) y a sus familiares.

De los 49 nuevos diagnósticos atendidos en 2019, 12 residen en Salamanca, 14 en Valladolid, 4 en Ávila, 1 en Segovia, 4 en León, 5 en Palencia, 5 en Burgos, 2 en Soria y 2 en Zamora. De los 49 nuevos diagnósticos atendidos en el último año, 19 tienen entre 0 a 5 años, 20 tienen entre 6 y 11 años, 6 tienen entre 12 y 14 años y 4 entre 15 y 18 años.

Durante las últimas décadas, los avances en las técnicas diagnósticas y en los tratamientos del cáncer infantil han aumentado, de forma espectacular, la superviviencia de estos niños, pasando del 15-20% al 70-80%. Un dato esperanzador que aspira a ser del 100%.

Diagnóstico

El cáncer es un grupo de enfermedades, cada una con su propio nombre, su diagnóstico, tratamiento y pronóstico. El cáncer se presenta cuando una célula en particular o un grupo de células comienza a multiplicarse y crecer de manera descontrolada anulando a las células normales de alrededor. 

El tipo de cáncer más frecuente en los niños es la leucemia, seguido de los tumores del sistema nervioso central y los linfomas. 

Los tratamientos más empleados son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, en ocasiones con trasplante de médula ósea. Dependiendo del tipo de cáncer se empleará una u otra modalidad, aunque en la mayoría de los casos el tratamiento combinará varias modalidades.