Martes, 25 de febrero de 2020

“No hay demanda suficiente de vehículos eléctricos entre los particulares en España”

Los fabricantes prevén un mercado automovilístico “plano” en 2020 siempre que no haya un plan de ayudas

Imagen de un concesionario. Foto: EP

Los directivos de las marcas automovilísticas Mazda, Peugeot, Seat, Renault y el consorcio Fiat Chrysler (FCA) auguran que el mercado automovilístico español se mantendrá "plano" o registrará una "ligera caída" este año, dependiendo, en parte, de si el Gobierno lanza algún plan de ayudas a la venta de coches.

Así lo han señalado en el XXIX Congreso y Expo de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) el presidente y director general de Mazda España, José María Terol; la directora general de Peugeot para España y Portugal, Hélène Bouteleau; el director general de Seat España, Mikel Palomera; el director general de Renault Iberia, Jean Pierre Mesic, y el consejero delegado de FCA para España y Portugal, Alberto de Aza.

En una mesa redonda, los representantes de FCA, Renault y Peugeot han asegurado que sus marcas cumplirán los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la nueva normativa europea, mientras que tanto Mazda como Seat "intentarán" cumplirlo.

"No hay demanda suficiente de vehículos eléctricos entre los particulares en España como para que todas las marcas vendan la cantidad de modelos 'cero emisiones' necesaria para cumplir con la normativa. Por lo tanto, ese es un riesgo claro que existe", ha subrayado José María Terol, de Mazda.

Así, para Seat los vehículos híbridos enchufables son una solución "bastante lógica", ya que los modelos eléctricos todavía tienen "barreras" para su expansión generalizada, como son los puntos de carga.

Sin embargo, todas las marcas han subrayado que, en un hipotético caso de que se tengan que abonar las multas por superar el límite medio de 95 gramos por kilómetro recorrido y vehículo, no responsabilizarán a los concesionarios de esta situación.

Concesionarios

En otro orden de cosas, todas las firmas han asegurado que continuarán confiando en sus redes, aunque han indicado que tienen que "evolucionar", "adaptarse" y desarrollar nuevas actividades. En cuanto a su rentabilidad, las marcas esperan que se mantenga estable, aunque auguran un aumento de los beneficios por parte de la posventa y una bajada de los mismos proveniente de la venta de modelos.

Así, el representante de FCA ha indicado que cada vez los clientes son "más digitales", por lo que quizá ya no sean necesarios "tantos metros cuadrados" de exposiciones de vehículos en los concesionarios en el futuro.

No obstante, desde Mazda han señalado que, a pesar de que hay facilitar información de forma digital, no contemplan una venta directa a través del canal digital ya que "no es adecuado para cerrar la venta", por lo que ha destacado como "absolutamente fundamental" el papel de las concesiones. Una línea argumental que también ha defendido Seat.