Martes, 25 de febrero de 2020

Garcibuey de Perahigos 2016, cuerpo de serrano

La asociación enológica Cata Añada realiza una nueva cata ciega con Arturo de la Torre como director

Arturo de la torre, director de la cata ciega / JAVIER BRAGADO

La asociación enológica Cata Añada presenta en una de sus catas ciegas un vino elaborado por Bodegas Perahigos, hablamos de Garcibuey de Perahigos 2016, un bivarietal de Rufete* y Tempranillo con una graduación de 15% vol. y una crianza de entre 12 y 18 meses en barrica de roble francés bajo la IGP (Indicación Geográfica Protegida) Vino de la Tierra de Castilla y León. en esta ocasión actuó como director de cata, Arturo de la Torre.

GARCIBUEY DE PERAHIGOS, 2016, D.O. Tierra de Castilla y León.

Garcibuey de Perahigos 2016 está elaborado con racimos de las varietales Rufete* y Tempranillo procedentes de viñedos situados en pleno corazón de la Sierra de Francia en Miranda del Castañar y Sotoserrano. Desarrollan viticultura ecológica, en bancales a altitud entre 400 y 800 metros sobre suelos arenosos de roca granítica y arcillosa con bases pizarrosas. Todo ello en un microclima mediterráneo con influencia atlántica.

LA CATA

ASPECTO: Brillante, Capa media y color rojo picota,
NARIZ: Aromas a frutos rojos, cálido con toque balsámico y bituminico, alcohólico.
BOCA: En boca es complejo, potente, toque a frutos rojos, con buena integración entre alcohol, y una acidez, retrogusto medio-largo con sensaciones aterciopeladas y algo de arista.
 
RELACION CALIDAD/PRECIO: 9,40 Euros/Bueno.
 
PUNTUACION: 89
00-60 DEFECTUOSO
61-70: REGULAR
71-80: CORRECTO.
81-85: BUENO.
86-90: MUY BUENO.
91-95: EXCELENTE.
96-100: EXTRAORDINARIO.
 
MARIDAJE: Carne a la brasa, chanfaina, quesos semicurados y embutidos ibéricos.
 
SERVICIO: entre 14 y 16ºC
 
Rufete*

Uva autóctona de la zona de la Sierra de Salamanca recuperada en pequeñas parcelas mayoritariamente en cepas centenarias.

Uva tinta autóctona de la región vitivinícola salmantina de la Sierra de Salamanca, también conocida tradicionalmente como Sierra de Francia, y de cultivo testimonial en las regiones colindantes de Zamora al norte y, en menor presencia, al sur en municipios de la provincia de Cáceres. Actualmente la Rufete es una variedad en proceso de recuperación por su interesante potencial vitícola y enológico.

La Rufete es una variedad de brotación y maduración tempranas, poco vigorosa, de fertilidad muy baja y escasa producción. Es poco resistente a la sequía, sensible al oídio y a los golpes de calor.

Presenta un pámpano de porte erguido, con un racimo de tamaño pequeño, muy compacto, de rabillo muy corto y que en ocasiones termina abrazando al sarmiento, características que lo hacen algo más difícil de vendimiar.

La baya es achatada, de tamaño mediano, con una dermis muy fina de tonalidad azulada, muy oscura.

Los vinos tintos de la variedad Rufete presentan una brillante tonalidad rojo picota, con una expresión aromática que trae recuerdos de frambuesas y fresas silvestres, toques herbáceos y apuntes especiados. En boca son vinos muy agradables, con una notable acidez y una carga tánica dulce y delicada. Son vinos de medio grado alcohólico.

Director de cata: Arturo de la Torre.

Edición y Fotografía: Javier Bragado.