Jueves, 28 de mayo de 2020

La seguridad en el hogar, consejos para mantener la integridad en la vivienda

La industria de la seguridad en los hogares y la cerrajería ha ganado impulso en los últimos años porque en muchas ciudades se ha desatado una ola de inseguridad y robos, especialmente en las grandes capitales.

La cerrajería, una profesión que se ejerce desde tiempos inmemoriales, siempre ha tenido por objetivo mantener la seguridad en el hogar para evitar sorpresas desagradables, como por ejemplo los intentos de acceso indebidos.

Los cerrajeros son especialistas en trabajar con los sistemas de seguridad que incluyen las puertas normales, pero también las de uso más complejo y un nivel más alto, como las que encontramos en oficinas, cajas de seguridad, coches...

A cerrajeros se suman también las empresas especializadas en el control y videovigilancia. En viviendas y propiedades no se trata únicamente de evitar el acceso con sistemas de protección suficientes, sino alertar esos posibles actos o, en caso de que los delincuentes accedan al interior de la vivienda todo quede grabado y registrado para facilitar la denuncia.

Los cerrajeros, por otra parte, no están solo para abrir la cerradura cuando se tiene una urgencia, algo que es más frecuente de lo que creemos, sino que su trabajo se puede resumir en algunos de los siguientes consejos.

En cualquier caso, es indudable que uno de los trabajos más frecuentes de estos profesionales es precisamente ese, como bien muestra la apertura de puertas de nuestros cerrajeros fuenlabrada 24h, una empresa que atiende con máximo grado de personalización todo tipo de urgencias.

¿Cuándo hay que cambiar la cerradura de casa?

Existen situaciones en las que se hace necesario un cambio en la cerradura. Dos de ellas son cuando se ha afrontado una mudanza o cuando se pierda un juego de llaves. En el segundo caso, la pérdida de llaves, parece muy improbable que alguien encuentre las llaves y sepa qué puerta es la que abre. Sin embargo, para no estar constantemente en tensión y evitar posibles sorpresas desagradables, la mejor opción es acudir a un profesional.

Esta medida es también importante en caso de irnos a vivir a una nueva casa. Si bien el cambio de propietario o de inquilino de la vivienda supone que esa persona que antes entraba y salía de la vivienda ya no puede hacerlo, la familia que accede de nuevas a la vivienda pude no saber quién tiene una copia de esas llaves y por qué se las quedó.

¿Vas a estar fuera de casa durante una temporada? No lo anuncies a bombo y platillo

El impulso que han experimentado las redes sociales en los últimos años ha conseguido que cambiemos nuestros hábitos y uno de los más claros es que somos mucho más transparentes en internet.

Los expertos en seguridad alertan que mucha gente publica a menudo fotografías de sus vacaciones y va haciendo directos constantes sobre su vida, en tiempo real. Los delincuentes están muy atentos a esto y no dudan en aprovecharse de estas situaciones. A nadie le gusta volver de sus vacaciones y encontrarse con la sorpresa de que alguien ha conseguido entrar en su casa.

Otra situación que puede ocurrir es algo que destacan algunas empresas del sector, como cerrajeros castellon. En ocasiones se puede recibir una invitación para asistir a un evento un día y una hora en concreto por sorpresa, con motivo de haber sido agraciado con algún premio o una convocatoria de urgencia.

En esos casos es importante tener mucho cuidado y confirmar que la convocatoria no se trata de un reclamo para dejar la casa vacía y así facilitar el intento de acceso indebido.

Prolongar la seguridad más allá de la cerradura

Una tercera recomendación desde el sector guarda relación con ir más allá en la cuestión de la seguridad, que no afecte exclusivamente a las puertas. A veces, se centran mucho los esfuerzos en conseguir una cerradura de máxima seguridad, pero se descuidan otros elementos como ventanas o rejas, o bien se instala la cerradura sobre una puerta que ofrece baja resistencia.

El mejor consejo pasa por cambiar la puerta exterior tradicional por una puerta blindada, o si es posible, por una puerta acorazada, e instalar una cerradura de calidad en accesos secundarios como garajes o terrazas.

Confiar siempre en los profesionales

El último consejo es extensible para cualquier disciplina. Si se necesita algún trabajo de cerrajería, este debe ser llevado a cabo por profesionales, que son quienes van a asegurar un resultado adecuado, así como que nadie más salvo las personas autorizadas tengan una copia de las llaves.

Esto es importante de destacar porque en muchas ocasiones las cerraduras tienen un fallo en su funcionamiento y las manos inexpertas pueden provocar fallos en la seguridad. Al contratar a un profesional, el cliente queda tranquilo y en buenas manos y será consciente de la necesidad de ofrecer resistencia a cuestiones como el método bumping.