Martes, 7 de julio de 2020

El anteproyecto de la nueva ‘ley de caza’ de Castilla y León recibe 162 alegaciones

La Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal está analizando ahora las alegaciones formuladas y las que sean estimadas se incorporarán al texto tras su dictamen

El colectivo cinegético ha vertido importantes críticas hacia el anteproyecto por dejar esta actividad en manos de los ecologistas / CORRAL

El pasado viernes, 17 de enero finalizó el trámite de información pública del anteproyecto de ley de Gestión Sostenible de los Recursos Cinegéticos de Castilla y León, cuyo texto íntegro, su memoria y anexo han estado disponibles en la plataforma de Gobierno Abierto para su consulta y para la presentación de alegaciones durante un mes. Durante este período se han recibido un total de 162 alegaciones de colectivos y entidades.

Desde el colectivo cinegético, el anteproyecto ha recibido importantes críticas por amparar las tesis ecologistas sobre los efectos nocivos de la caza para el medio ambiente y sin tener en cuenta la labor que realiza la actividad cinegética para el control de las poblaciones de la mayor parte de las especies autorizadas para su caza, evitando accidentes de tráfico, daños a los cultivos y trasmisión de enfermedades a la cabaña ganadera.  

Entre los colectivos que han presentado las alegaciones destacan el de cazadores, asociaciones de caza;  la Federación de caza y la Federación de galgos, asociaciones ecologistas, grupos conservacionistas y animalistas, colegios profesionales, asociaciones de turismo activo y alojamientos rurales, federación de montañismo y deportes de escalada, asociaciones profesionales agrarias, asociación profesional de guardas jurados, asociaciones micológicas, así como la Federación Regional de Municipios y Provincias, numerosos ayuntamientos y juntas vecinales.

Simultáneamente a este período de información pública, el texto se sometió a los trámites de audiencia a interesados, así como informe de las distintas consejerías de la Junta de Castilla y León.

Una vez concluida esta fase, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal, está analizando ahora las alegaciones formuladas y las que sean estimadas se incorporarán al texto del Anteproyecto de ley, cuya nueva redacción se someterá al dictamen, por este orden, del Consejo Regional de Medio Ambiente, Consejo Económico y Social de Castilla y León, informe de la Dirección de Servicios Jurídicos, del Consejo Consultivo y de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

La tramitación del Anteproyecto de ley finaliza con su sometimiento a la Comisión de Secretarios Generales y su posterior aprobación por el Consejo de Gobierno, para su remisión a las Cortes de Castilla y León con el fin de su tramitación como Proyecto de Ley.