Martes, 25 de febrero de 2020

El Consejo de Rectores de Universidades del Sudoeste Europeo (CRUSOE) se ampliará con siete politécnicos de Portugal

Quedará constituido por universidades y politécnicos de Castilla y León, Galicia, Asturias, Cantabria y de las regiones Centro y Norte de Portugal

Participantes en la reunión del CRUSOE celebrada en Covilhã

La Universidade da Beira Interior (UBI) acogió el pasado martes 21 de enero una reunión que fructificará en la futura adhesión de los institutos politécnicos portugueses de la región Centro al CRUSOE- Consejo de Rectores de las Universidades del Suodeste Europeo, según ha anunciado en comunicado la UBI.

Esta red está formada por 23 instituciones de enseñanza superior de España y Portugal ubicadas en regiones cercanas a la frontera hispano-lusa. El objetivo de la inclusión de los politécnicos de Guarda, Castelo Branco, Viseu, Coímbra, Leiria, Tomar y Santarém a la red es “ampliar su masa crítica y tener más instrumentos para dinamizar las regiones donde se ubican”, según apunta dicho comunicado.

El encuentro tuvo lugar en la Rectoría de la UBI, en la ciudad de Covilhã, y sirvió para concretar posibilidades de trabajo, principalmente en relación a la movilidad de investigadores, docentes y alumnos. Fue asimismo manifestada la disponibilidad de la red para participar en el desarrollo de estrategias de especialización inteligente.

La reunión contó con la presencia del presidente del CRUSOE y rector de la Universidade do Minho, Rui Vieira de Castro, del secretario ejecutivo del organismo, Salustiano Mato, antiguo rector de la Universidad de Vigo, del rector de la Universidade da Beira Interior, António Fidalgo, de los responsables de los institutos politécnicos aludidos (Guarda, Castelo Branco, Viseu, Coímbra, Leiria, Tomar y Santarém)  así como de la secretaria de estado para la Valorización del Interior, Isabel Ferreira.

La secretaria de estado puso de manifiesto la importancia que el gobierno portugués otorga a las redes de cooperación con España y al papel de las instituciones de enseñanza superior en este cometido, para contribuir al desarrollo de las regiones de interior cercanas a la frontera. “Las instituciones vinculadas al conocimiento tienen un papel muy importante como motores de desarrollo de los territorios, siendo agentes de cohesión territorial. Esto, unido al conocimiento que tienen de su misión, puede convertirlas en verdaderas impulsoras del desarrollo socioeconómico de estas regiones, favoreciendo la diversificación de su base económica, pudiendo a llegar a ser la marca distintiva de los territorios de interior”, apuntó Isabel Ferreira.

El CRUSOE quedará, pues, constituido por universidades y politécnicos de las regiones Norte y Centro de Portugal así como de las regiones españolas de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria. Se trata de una red de cooperación que tiene por objetivo promover la investigación e innovación entre instituciones, consolidar las colaboraciones ya existentes, reflexionar y trabajar en proyectos que ofrezcan soluciones para esta macro-región e incrementar la disponibilidad de conocimientos y la movilidad de profesionales, entre otros.