Lunes, 6 de julio de 2020

Las navajas suizas son para todos

Hay modelos que incluyen los utensilios que son más frecuentemente demandados en ese ámbito como lupas, reglas, alicates, tijeras…incluso las hay con memoria USB, pensadas para técnicos informático

Estando en el campo, de paseo, trabajando o incluso en casa, son muchas las ocasiones en las que echamos de menos tener a mano una determinada herramienta que podría solucionar la situación. Para dar respuesta a esta necesidad tenemos las navajas suizas, que ponen en nuestro bolsillo multitud de utensilios cotidianos para ser utilizados cuando más los necesitamos.

En el mercado hay gran variedad de modelos y lo que necesitamos es decidir cuáles son verdaderamente buenas opciones para nosotros.

¿Qué es importante en una navaja suiza?

Cuando buscamos una navaja suiza encontramos un amplio muestrario y nos preguntamos: ¿cuál es la mejor?, ¿son todas iguales? Para dar respuesta a estos interrogantes lo primero en lo que nos solemos fijar es la cantidad de herramientas que presenta y esto es importante, pero hay otras muchas cuestiones que debemos tener en cuenta.

En primer lugar, y para romper con la norma de “cuanto más mejor”, debemos pensar que el número de utensilios que contenga la navaja suiza elegida y sus aplicaciones deben ser los adecuados para nosotros. Es decir, es bueno que tenga muchas funciones siempre que estas respondan a nuestras necesidades. Añadir elementos sin sentido sólo hará que nuestra navaja pese más y ocupe más espacio.

Por tanto, otras características en las que debemos fijarnos son el peso y el tamaño. Lo ideal es que podamos transportar nuestra navaja suiza con nosotros a todas partes sin que esto suponga un problema para nosotros.

Otros datos importantes son los materiales en los que están fabricadas y la manejabilidad. Nuestra navaja debe ser resistente, para que aguante trabajar con ella y no se deformen sus herramientas si necesitamos ejercer fuerza con ellas. Además, es importante que sea manejable, es decir, que resulte cómoda de coger y que sus diferentes herramientas sean fácilmente intercambiables.

Aunque, tal vez, el dato más importante a la hora de elegir sea tener claro qué uso queremos darle. No es lo mismo que una navaja suiza esté diseñada para actividades al aire libre, como acampar o pescar, —donde necesitaremos diferentes filos, brújulas, pequeñas sierras…—; que una diseñada para las necesidades que pueden surgirnos en casa —donde podrían sernos útiles destornilladores, abrelatas o sacacorchos—.

Sin olvidar que hay modelos de navajas suizas diseñadas especialmente para determinadas profesiones. Estos modelos incluyen los utensilios que son más frecuentemente demandados en ese ámbito como lupas, reglas, alicates, tijeras…incluso las hay con memoria USB, pensadas para técnicos informáticos.

Finalmente, nos fijaremos en el precio. Gracias al gran surtido que hay en el mercado y a la amplia lista de aspectos a tener en cuenta, no es difícil jugar con las distintas características hasta dar con la navaja que reúna precio, herramientas y diseño que deseamos.

Lo que parece claro después de haber visto todo esto es que hay una navaja suiza esperándote que es perfecta para ti. Fuera de tópicos, es un instrumento que se puede volver imprescindible para cualquier persona puesto que hay un modelo distinto para cada necesidad. Es una inversión práctica y versátil de la que nunca te arrepentirás.