Sábado, 25 de enero de 2020
Bracamonte al día

Renfe no contempla fecha “definida ni aproximada” para la instalación de la máquina expendedora de billetes

La compañía asegura que están ultimando “detalles técnicos” y aseguran al respecto que “cuando tengan algo que comunicar, lo anunciaran”
Unos carteles explican los sistemas de compra de billetes hasta la llegada de la maquina expendedora a la estación de tren de Peñaranda
La Estación de ferrocarril de Peñaranda continuara, al menos de momento, en completa suspensión en cuanto al servicio de venta de billetes ya que no se contempla una fecha definida ni aproximada para la instalación de la máquina expendedora prometida.
 
Fuentes de Renfe han explicado a BRACAMONTE AL DÍA que en la actualidad “estamos en ello, dando prioridad absoluta a las estaciones con mayor necesidad” asegurando que esperan que sea en los próximos días cuando se solventen “todas las cuestiones técnicas necesarias”.
 
En lo referente a la estimación sobre si podría ser este mismo mes o cuando la estación peñarandina pudiera disponer de esta máquina, que viene a suplir al servicio de taquilla cancelado desde el pasado 1 de enero, la empresa de ferrocarriles afirma tajante que “no lo podemos confirmar. En cuanto tengamos algo que comunicar, lo anunciaremos”.
 
El servicio de venta, suprimido por Renfe a principios de este año, ha supuesto malestar entre los usuarios de la estación, quienes no han dejado de mostrar sus quejas, especialmente entre las redes sociales, asegurando que además de la falta de venta se han encontrado con aseos cerrados en días alternos y ciertamente “perdidos” a la hora de saber cuál es el procedimiento para poder subir al tren con su billete adquirido.
 
Ha sido durante estas primeras semanas de enero cuando se ha colocado unos carteles informativos en la misma sala de taquillas, en los que se informa de la posibilidad de comprarlos a través de internet, a través de la web de Renfe, en las Oficinas de Correos o en el mismo convoy, solicitándoselo al revisor del trayecto, hasta que se produzca  la llegada de la expendedora que según parece, tendrá que esperar.