Viernes, 14 de agosto de 2020

“Perlas” cultivadas

El odio es una tendencia a aprovechar todas las ocasiones para perjudicar a los demás. Sabias palabras pronunciadas en el siglo I por el historiador y filósofo Plutarco. Nietzsche, también filósofo (a su pesar), pero aleman y que vivio varios siglos después, afirmaba que: No se odia mientras se menosprecia. No se odia más que al igual o al superior[1].

Y si no eran de odio se le parecía mucho las palabras que algunos, poco señores, diputados que nos representan en la Camara Baja, pronunciaron con motivo de la investidura de Pedro Sanchez. No quiero extenderme así que he seleccionado sólo algunas “perlas” ¿cultivadas? de mezquino revanchismos y falta de educación.

Monstserrat Bassa diputada por Gerona de ERC, lanzó a Pedro Saánchez, como si de una bofetada se tratase: ¿Cree que me importa la Gobernabilidad de un Gobierno que tiene en la carcel a mi hermana?. Me importan un comino. Bueno, se lo lanzó a Sanchez y a todos los españoles, porque entre todos le pagamos el sueldo, si no estoy mal informado sobre 3.000 euros al mes, por se diputada de un Gobierno que le importa un comino. Tiene suerte de que haya muchos españoles, también muchos catalanes, para los que la democracia es un bien colectivo y no propiedad de unos cuantos.

Santiago Abascal, se permitió la intemperancia de llamar a Sánchez de todo menos bonito: charlatán, villano, timador, estafador, incluso mentiroso, para luego añadir él falsedades como: Quin Torra acaba de ser condenando e inhabilitado por los tribunales por una querella que Vox inicio, o que El señor Quin Torra debe ser detenido, pero en España no hay ley… Y son falsedades porque Vox no inició la querella de la que presume, sino la Fiscalía a petición de la Junta Electoral Central y también es falso que en España no haya ley. El señor Torra será detenido cuando tengamos una sentencia firme, como manda la ley. Además, es esa ley, que entre todos nos hemos dado, una ley que respeta las normas democráticas y el Estado de Derecho, la que le permite a usted pronunciar sus embustes desde la tribuna del Congreso sin ir a la cárcel, porque estoy convencido de que si fueran ustedes los que mandaran no se podría hacer. Tampoco le salió bien lo de sus mal intencionadas fotografías del aplauso socialista a Bildu o ERC, desmentidas por los propios medios.

Por último, a Pablo Casado le pusieron en su sitio las propias victimas del terroismo[2] a las que demasiadas veces quiere usar para sus interéses y, más de derechas de otras veces, también profirio alguna que otra palabra desagradable y algún que otro dato, digamos que poco exacto:  El empleo está en los peores datos de los últimos 6 años. Se atrevió a sentenciar, cuando los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) dice exactamente todo lo contrario. ¡Cuidadín, con sus asesores para otra vez Señor Casado!

Muchos argumentaron sufrir indignación moral, a ellos les recomiendo que recuerden las palabras del actor y director de cine italiano Vittorio de Sica: La indignación moral es, en la mayoría de los casos, un dos por ciento de moral, un cuarenta y ocho por ciento, indignación, y un cincuenta por ciento, envidia. Pues ya saben ajo y agua.

Partido Popular, Vox y Cuidadanos, acusan a todos los demás de querer romper España, pero creo que en este tema están haciendo más las derechas que las izquierdas, aunque tal vez porque hablan de Españas diferentes.

Menos mal que el señor Baldoví hizo gala de su ingenio al recomendar a los exaltados: "Me equivoqué, no necesitan tila, necesitan una cosa que se da en las escuelas: Educación". Y añadió, en su calidad de maestro, que si tuviera que mostrar a sus alumnos lo que es la mala educación sólo tendría que ponerles el video en que, parte de sus señorías, insultaron y arrojaron toda su frustración contra el representante de Bildu. Por cierto que, les guste o no, tiene tanto derecho como ustedes a estar donde está y deberían saberlo porque son cosas de las democracias

En resumen una ocasión más para que los españoles sigamos pensando que tal vez no tengamos la clase política que nos merecemos y sigamos sin hacer nada al respecto. ¿Por qué? ¡Vaya usted a saber!

[1] Más allá del bien y del mal. 1886

[2] Rosa Lluch, hija del ministro socialista asesinado por ETA Ernest Lluch, ha lamentado que PP y Vox utilizaran de "forma tan vil" a las víctimas del terrorismo en el debate de investidura. De este modo, ha criticado que, ante "la posibilidad de un nuevo gobierno de izquierdas, hemos vuelto a salir a la palestra" no para "saber qué necesitan" las víctimas, sino para "hablar en nuestro nombre y echárselo en cara unos a otros".

https://www.europapress.es/nacional/noticia-lluch-lamenta-utilizacion-tan-vil-victimas-investidura-hablar-nombre-echarselo-cara-20200108104529.html