Sábado, 18 de enero de 2020
Bracamonte al día

Unidad política total en la presentación de una moción urgente para exigir que se mantenga la taquilla en la estación de tren

Las cuatro formaciones aprobaban esta propuesta, presentada por el PSOE tras conocer el final de la venta de billetes desde el próximo 1 de enero en la estación
Los cuatro partidos aprobaban la propuesta para tratar de frenar el fin de la venta de billetes en la estación de tren
Partido Socialista, Partido Popular, Ciudadanos y Peñaranda en Común han votado a favor de la presentación urgente de una Moción para instar a Renfe, Adif y el Ministerio de Fomento a que den marcha atrás en la decisión de cerrar la taquilla de la Estación de tren de Peñaranda y otras muchas en todo el territorio de Castilla y León.
 
La alcaldesa de la ciudad, Carmen Ávila, argumentaba el documento hoy presentado por los socialistas en la sesión de Pleno celebrado en la noche de este lunes, explicando que Renfe enviaba días atrás un comunicado al Ayuntamiento en el que se informaba del fin de la venta de billetes en la estación peñarandina desde el 1 de enero de 2020, indicando además que a partir de ese momento se ofrecen varias opciones para la adquisición de billetes, entre las que se encuentran la instalación de una máquina expendedora en la misma estación, la venta a través de la página web de Renfe, la compra de billetes en la oficina de Correos, gracias a un convenio firmado entre ambas entidades, o en el mismo tren, solicitándolo al revisor.
 
Ante la situación planteada, la regidora municipal afirmaba que “hemos mostrado desde el primer momento nuestra oposición férrea a la decisión. Creemos que se puede empezar por una cosa pequeña y terminar en algo mayor. Primero puede ser el fin de la venta de billetes y se pueden llegar a disminuir los servicios. Desde Renfe nos han asegurado que la Estación continuara como hasta ahora con personal de Adif para su mantenimiento y los servicios están garantizados, pero no acabamos de fiarnos y por eso traemos a Pleno esta propuesta”.
 
Las tres formaciones de la oposición han mostrado su respaldo al envío de esta Moción, mostrado su rechazo a la decisión tomada por la empresa, destacando que “no podemos permitir que vayamos perdiendo servicios”.
 
Pero la sesión de hoy contaba además con varias proposiciones no dictaminadas más, como la presentada por el Grupo Popular, en relación al estudio de la actual tasa de basura. Sobre esta cuestión, la portavoz del PP, Carmen Familiar, solicitaba la realización de un informe económico en el que se valoren los costes y los ingresos del servicio de recogida de residuos, afirmando que existen diferencias entre ambas cuentas, que reflejan mayores cobros que los gastos que requiere dicho servicio, ofreciendo ejemplos como los más de 141.000 euros de diferencia recogidos en 2018.
 
Sobre esta cuestión, la primera edil ha explicado que en la Moción de los Populares “va en contra de una Ordenanza aprobada por el PP en 2013, que se realizaba acorde a la legalidad, con un informe económico redactado por los técnicos municipales. Ni siquiera ha visto incrementado su importe con las subidas por el IPC, algo que seguirá siendo así el próximo año al igual que con el resto de Ordenanzas. ¿No es un poco inconcluyente que ustedes presenten una propuesta contraria a la regularacición que su partido aprobaba?” y añadía que “no han contemplado otros gastos del servicio como la amortización de los contenedores, el gasto de recogida de los residuos en el Punto Limpio o el personal del mismo, la compra de los camiones o la morosidad, que también la hay. No podemos aprobar esta Moción porque decir que los ingresos superan a los gastos es falsear los datos y tratar de confundir a los ciudadanos”.
 
Tanto Peñaranda en Común como Ciudadanos mostraron su apoyo en la petición del PP de realizar un nuevo informe de valoración económica aunque finalmente la proposición no era sacada adelante tras los votos negativos y la mayoría del PSOE.
 
Otra de las proposiciones llevadas a debate era la presentada por los socialistas y relacionada con el cambio de modelo en la asistencia sanitaria en el Medio Rural impulsado por el nuevo gobierno de la Junta de Castilla y León.
 
Sobre esta cuestión, el portavoz del Grupo del PSOE en el Ayuntamiento, Francisco Díaz, exponía que este nuevo modelo “va encaminado al cierre de consultorios. Estarán físicamente los edificios sí, pero carentes de personal médico cualificado” asegurando que “10 municipios perderán esta asistencia, cantidad que en 5 años, casi con seguridad, se verá duplicada” por lo que pedía “valentía” a todos los grupos municipales para instar a la Junta para que “retire este nuevo modelo y que sea la Junta la que se haga cargo del servicio de una manera regular y normalizada, además de las instalaciones”. 
 
Sergio Jiménez, portavoz del Grupo de Ciudadanos, invitaba al PSOE a que “denuncie también la bajada del 1% del Gobierno central en asistencia sanitaria” y aseguraba que “no se van a cerrar consultorios. Se garantizaran los servicios médicos 5 días a la semana” mientras que Carmen Familiar, por el PP, aseguraba que “la apertura de consultorios agrupados no va a suponer el cierre de ninguno. Estamos en un modelo sanitario con 40 años y hay que hacer cambios en el para adaptarlo. No metan miedo a los ciudadanos con el cierre porque de ninguna manera será así”. Ángel Tejeda, de Peñaranda en Común, mostraba su apoyo a esta proposición socialista, pidiendo al resto de formaciones que “tengan coherencia política y apoyen la petición de supresión de este nuevo modelo”. El debate sobre esta cuestión se saldaba con la aprobación de la Moción por el PSOE y PeC, mientras que PP y Cs votaban en contra.
 
Al margen de esta cuestión, la sesión de hoy marcaba un cambio en el orden del día, tras quedar anulado el punto en el que Peñaranda en Común presentaba una proposición para controlar la proliferación de las apuestas online y casas de juego, y tomar medidas de prevención ante la ludopatía, tras alcanzar un acuerdo con el PSOE antes del Pleno para presentar un nuevo documento realizado y firmado por ambas formaciones, comprometido a debate para la primera cita plenaria de 2020.