Llegan las "electrolineras" para todos.

Obras de instalación de una “electrolinera” en el Paseo del Rector Esperabé.

La modernidad avanza imparable en Salamanca. En abril anunciaba el Ayuntamiento que se iban a instalar en nuestras calles los primeros cinco puntos de recarga para vehículos eléctricos. Finalizando el año se ultiman las obras de los dos primeros en el Paseo de la Estación y en el de Rector Esperabé.

Según nos informaba entonces Salamancartvaldia, estos dos cargadores serán de velocidad rápida y permitiendo su uso a dos vehículos de forma simultánea. Los financia Iberdrola y para el resto hay una subvención. Entonces se dijo que según evolucione el asunto instalarán más. La Universidad, más adelantada, tiene desde hace algún tiempo una instalación de este tipo.

Apostar por mejorar nuestro aire me parece muy bien, redunda en el bienestar de la ciudadanía salmantina y el planeta. Pero observo algún problema. En especial qué y cómo tiene esto que ver con el “Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible” en la ciudad, contratado a finales del verano y todavía en elaboración. Dicho de otro modo, un plan sobre energía sostenible se contrata varios meses después de decidir los cinco primeros puntos de carga para vehículos eléctricos.

Está bien impulsar una forma de desplazarse sin emplear combustibles fósiles, pero no deja de ser una actividad económica instalada en suelo público. Seguramente el Ayuntamiento lo tiene todo pensado, no dejan de ser nuevas formas de “gasolineras” con sus obligaciones legales y tributarias. Está bien dar un empujoncito al vehículo eléctrico, al que le está costando despegar en España, pero el suelo de la calle es de toda la ciudadanía. Conocemos bien en esta ciudad lo que ocurre cuando se da demasiada cancha a algunas actividades económicas muy “usuarias” de suelo público, aunque al menos se les cobra una tasa por ocuparlo.

Instalación en una céntrica calle de Valladolid.

Parce razonable hacer una previsión de cómo ha de crecer esto. Cómo afrontarán las electrolineras que se instalan ahora, en muchos casos con dinero público, el aumento del parque automovilístico eléctrico, ¿se van a llenar las calles de puntos de recarga? ¿Estas cosas las contempla o contemplará el Plan de Energía Sostenible? Quizás, ya que se va con lentitud, hubiera sido más inteligente esperar a tener el Plan y actuar desde ahí de forma ordenada. Por cierto, ¿no sería un buen momento para replantear las dos gasolineras situadas en todo el centro de la ciudad y reconvertirlas, por ejemplo, en electrolineras?

Datos obtenidos en la web de Red Eléctrica Española.

No se debe olvidar que cambiar los coches movidos por hidrocarburos contaminantes (incluido el gas natural) por otros eléctricos, no es la solución al problema de movilidad en el espacio urbano, la apuesta seria ha de ser por la movilidad sostenible de verdad; caminar, la bici y el transporte público colectivo.

Y otra cosa totalmente distinta, ¿no podrían los leoneses ocuparse de sus asuntos y dejarnos a los demás de sus veleidades “independentistas”? ¿Alguien se piensa que, con su trayectoria de las últimas décadas, poner la capital en León nos va a resolver algo a los salmantinos? Si se quieren separar, como mínimo que no hablen por nadie sin ni siquiera preguntar antes.