Escuela de pastores "Mil caminos"

Es un proyecto de aprendizaje servicio y cooperativo  para jóvenes provenientes de la exclusión social: inmigrantes, MENAS, niños de protección, extutelados y  jóvenes con alguna medida judicial.

Queremos responder a la necesidad de recuperar los pueblos de Castilla y León, sus oficios perdidos, el medio ambiente y su animación socio cultural.

Partimos del medio rural como un espacio terapeútico e integrador para empoderar a estas personas desfavorecidas y sensibilizar a la población en la búsqueda de nuevas oportunidades.

Partimos de la gestión de la cooperativa Puentesan con manejo de seiscientas ovejas y producción de cinco mil kilos de queso anuales con una nave y una parcela de pastos de regadío con pivot, todo movido con energía solar producida  con placas fotovoltáicas propias, contribuyendo a la no emisión de dióxido de carbono siendo responsables con el cambio climático. Productos ecológicos de calidad comercializados directamente al consumidor sin intermediarios, priorizando la salud alimentaria.

Producimos también con la cooperativa social la golondrina sayaguesa vino, aceite y miel con una escuela itinerante de Formación Profesional promovida desde la diputación de Salamanca.

Desde la casa escuela Santiago Uno ofrecemos vivienda y terapia con un modelo constructivista sistémico y centrado en soluciones, individual, de grupo y por parejas para afrontar la soledad y la mendicidad afectiva proveniente del abandono que les lleva a diagnósticos de trastorno del apego, SAF, TEPT y patología dual asociada a consumos. La asociación Puente Vida ofrece vivienda y manutención a los inmigrantes y refugiados. También educación y alfabetización en lengua castellana en colaboración con el colegio Calasanz, con sus modernas aulas informáticas y su potencial educativo.

Con la Escuela de Circo, de cine, de animación y el club deportivo. Trabajamos la dimensión emocional y dinamizamos los pueblos para realizar actividades de ocio sano acompañando a las personas mayores que también sufren el mal de la soledad.

Con el Centro Profesional Integrado de Formación profesional Lorenzo Milani titulamos en formación profesional básica y ESO, en cocina, soldadura, mecánica, jardinería, grados medios de forestal y superiores de forestal e integración social.

Están en marcha equipos de trabajo liderados por jóvenes antiguos alumnos, ya titulados, también  inmigrantes con papeles como buenos mediadores y personas que han conseguido la resiliencia suficiente para ser referencia y modelo de esperanza para estos jóvenes invisibles y manipulados políticamente.

Se realizarán granjas infantiles y escuela de pastores con  cata de oficios tradicionales para escolares y prácticas de alumnos de formación profesional. Ser agricultor y ganadero es una profesión, no una condena.