Domingo, 12 de julio de 2020

El discurrir y el discurso de las vías pecuarias - 17

Las vías pecuarias como corredores ecologicos  y 2

 

c) Franjas de protección (franja colchón) de espacios de interés ecológico.

Algunas vías pecuarias son limítrofes con terrenos de gran valor ecológico. El papel que les toca jugar a estas vías pecuarias es crucial, ya que constituyen excelentes franjas colchón frente a potenciales impactos que pudieran generarse sobre el enclave natural en cuestión. De ahí que sea prioritaria su vigilancia, a fin de evitar actitudes indisciplinadas que provoquen la usurpación y/o ocupación ilegal de estos espacios públicos limítrofes con áreas de interés ecológico y que, por tanto, se vayan introduciendo cuñas de degradación en el borde de éstos (fenómeno que por desgracia ha comenzado a desarrollarse).

d) Las Vías Pecuarias en los espacios protegidos.

. En otros casos las vías pecuarias forman parte de los espacios naturales protegidos, o en vías de protección, y la pérdida de funcionalidad de algunas de ellas como paso de ganado, comunicación rural o pastoreo, puede aprovecharse para recuperar la cubierta vegetal autóctona del Espacio Protegido, o bien como soporte para destinarla a fines educativos, culturales o de interpretación de la naturaleza (senderos de la naturaleza), limitando los impactos a puntos concretos del enclave natural, canalizando a los visitantes por rutas previamente convenidas, excluyendo aquellos lugares sensibles donde es necesario evitar, o limitar al máximo, la presencia del ser humano.

e) Las Vías Pecuarias y los cursos de agua.

Las vías pecuarias juegan un papel preponderante desde una óptica de mejora ambiental del territorio, ya que muchas de éstas discurren paralelas a cursos de agua, por lo que el dominio público hidráulico y la vía pecuaria se superponen, creándose franjas de suelo público de interés especial para el flujo de la fauna y la flora, así como para la mejora de los ecosistemas ribereños.

f) Las Vías Pecuarias y la mejora de la cubierta arbórea (revegetación

lineal).

Uno de los graves problemas con el que cuentan muchas partes del territorio del Estado español, es la escasez de cubierta arbórea, por lo que la revegetación de ciertas vías pecuarias tiene una clara función de mejora ambiental del entorno, ya que atenúan la desecación ambiental, crean refugios para la fauna, retienen el suelo y lo enriquecen con sus restos de hojas y ramas, recuperan paisajísticamente el territorio, etc.

Esta revegetación se debe potenciar en los tramos de vías pecuarias en los que no exista movimiento de ganado, o bien en los que, aun existiendo, no se generen tensiones entre la actividad ganadera y la de mejora de la cubierta arbórea, y en especial en a aquellos sectores del territorio en donde el medio natural sea árido y exista una acusada ausencia de vegetación arbórea.

No debemos olvidar que existen actualmente líneas de financiación comunitaria y nacional para potenciar la reforestación de amplias áreas de nuestro territorio.