Domingo, 5 de julio de 2020

Kritter, la otra música de Salamanca

El furor del Metal que sale de nuestra tierra y recorre el mundo

Integrantes de Kritter, grupo metal de Salamanca

Hace casi cincuenta años de la primera vez que crucé el muro para hablar a los jóvenes alemanes del Berlín Este la literatura española de la Generación del 27. Después de vivir varios países y varias culturas, tengo que confesar que para entonces ya estaba curado de espanto. Además vivía en una dictadura donde estaba prohibido hasta besarse por la calle. Y era obligado ir a misa en San Martín, para guardar las apariencias. Así que no me sorprendió nada que el comunismo hubiese hecho de las prohibiciones una costumbre. Cosas tan simples como la coca cola o el rock and roll. Primero por una extraña percepción en ellos de expresiones del consumismo. Y luego, por su procedencia norteamericana.

-Tengo que confesaros que para un viejo escritor amante de la buena música desde la copla al rock vuestra puesta en escena no me deja indiferente. Y que no sé  exactamente  si vuestras creaciones son rock o una derivación. Porque yo me quedé en Bill Haley and The Comets. Lo que podríamos llamar rock clásico.

- KRITTER es una banda de METAL, con muchas influencias y derivaciones, pero en síntesis lo que más nos define es eso, una banda de METAL.

-Desconozco la Salamanca de ahora. Y no sé cómo os perciben. Es evidente que tocar en las fiestas de los pueblos no debe ser fácil, incluso quizás sea impensable. Creo que se pierden algo distinto y bueno porque el rock tiene que ser vivido en directo. ¿Cuál es vuestro hábitat natural en esta tierra?

- Hay que partir del hecho de que la música HEAVY o METAL sigue siendo un estilo minoritario, en Salamanca en nuestro ambiente somos una de las bandas con más recorrido nacional e internacional y de las más populares. También ha influido el haber sido los autores del himno del club de futbol Unionistas de Salamanca en que mucha gente nos conozca. En el resto de espacios, todos los medios nos conocen pero a la gran mayoría como mucho han oído el nombre o han visto alguna camiseta nuestra por la calle.

-El origen. ¿Cómo nacisteis?

- Hace ya más de 11 años, de una manera muy amateur, pero poco a poco la banda ha ido profesionalizarse, hemos ido dando pasos cortos pero seguros y el crecimiento de la banda así lo refleja. Hemos pasado de grabar parte de un disco en nuestra casa a hacerlo con algunos de los técnicos mejores de España y Portugal, o de que las fotos y vídeos nos las hicieran amigos a contar con profesionales que trabajan para sellos importantes o artistas de primer nivel nacional e internacional.

El resultado se verá próximamente en el lanzamiento de nuestro cuarto álbum “The Fuckening”. Donde el salto de calidad es sobresaliente.

También el en videoclip que acabamos de publicar con el single Your Sacrifice.

-En algún libro mío lo cuento, posiblemente sea en uno próximo a publicar, porque es un libro musical: el rock and roll en España lo salvó el Opus Dei. Las bandas llenaban estadios y plazas de toros pero no tenían acceso a los circuitos comerciales, no podían grabar. Y fue una señora del Opus que dirigía su discográfica (Zafiro) del enorme potencial económico que había en grupos como Asfalto, Leño, Siniestro total, Obús, Barón Rojo, etc.

- La verdad es que a uno se le queda el cuerpo raro… de leer lo que indicas, ya que siempre han sido grupos “malditos”. Barón Rojo han sido la mejor banda de rock de este país, y seguramente una de los grupos españoles  más conocidos a nivel mundial, hemos tenido la suerte de viajar a muchos lugares del mundo tanto actuando como de turismo  y sin excepción en todos los sitios conocían a Barón Rojo. Lástima los acontecimientos de los últimos tiempos y la manera en la que se están despidiendo.

En este país el rock siempre ha estado denostado, da igual que fueran los Barones, Obus o Leño en los 80 o Estremoduro, Suaves, Barricada en los 90… Al final muchos grupos tienen que redirigir sus carreras si quieren vivir de esto, suavizando su música e imagen para llegar al gran público.

Lo más triste es que hay bandas de Metal en este país que actúan en Europa, Asia o América con gran éxito, que sacan disco y son número 1 en ventas y no tiene ninguna repercusión. Bandas como Angelus Apátrida, Crisix son referentes del Trash Metal en Europa y aquí casi  ni salen en los medios.

-¿De dónde nacen vuestros temas? ¿Hay un solo compositor? ¿Y la puesta en escena?

- La composición parte principalmente de Javier Domínguez miembro fundador y bajista, después cada uno le vamos aportando nuestra opinión y finalizamos los temas. Las letras entre Javi y David  el batería, con temática muy variada, pero en muchas ocasiones con gran contenido social y denuncia de injusticias. De hecho David es una persona que se documenta profundamente para hacer una letra, no escribe sin más. Respecto a la puesta en escena para nosotros es muy importante, cuando salimos al escenario es como una apisonadora, tenemos un directo impactante y entretenido, donde mantenemos a la gente en constante atención. Esto lo hacemos porque tocamos para ellos, nos preocupa más dar un espectáculo y hacer que la gente se divierta que lucirnos como músicos. Cuidamos meticulosamente nuestra imagen, Todo esto lo hemos profesionalizado mucho, no somos ya un grupo de amigos que tocamos en directo, somos una banda que ofrece un espectáculo potente de Metal.

-Dónde os encontráis mejor, dónde estáis más de acuerdo con vosotros mismos ¿En España o fuera de este país?

-Bueno, tenemos experiencias de todo tipo, es cierto que en general en nuestras giras internacionales la percepción es diferente, allí eres un grupo internacional y por tanto te tratan como tal. En España hemos tocado en salas en las que ni se merecen llamarse sala de conciertos y menos aún promotores. Pero también hemos coincido con grandes profesionales y gran público.  Los conciertos de 2019 han sido realmente bestiales de respuesta del público, en algunos de ellos agotando merchandaising después de nuestros conciertos.

-La literatura es la memoria de la historia, pero la música (que nació casi 50.000 años antes) es la vida en todas sus etapas. Vosotros hacéis una clase de música que no sé si es entendida como para divertir o sois conscientes de que el rastro que dejáis servirá mañana para identificar un tiempo, el de ahora, no solamente a través de Rosalía.

- El problema actual de la música es que hay un cambio de modelo de negocio radical. El CD es algo muerto, ya no se valora la idea de colección de discos, ya no se escuchan discos enteros, internet y plataformas como youtube o spotify han proporcionado abundancia e inmediatez, de tal manera que la gente escucha música de la misma forma que consulta Facebook o Instagram. Por otro lado, la mierda de programas de “música” que han imperado en los últimos años, como son operación triunfo y toda la porquería parecida (somos muy duros con esto) porque han desvirtuado el concepto de música, lo han vendido como un producto de cantantes de verbena, cantando canciones de otros y dejando enterrados literalmente a los instrumentistas, al concepto de banda de música, a las composiciones propias. Esto que aparentemente no afectaba al rock ha derivado en que bandas tributo a un grupo muerto como QUEEN llenen pabellones y que hayan salido bandas tributo de rock hasta debajo de las piedras. La totalidad de los músicos que han montado estas bandas vienen de la frustrante experiencia de crear música propia y mostrarla a los demás y ver como todo está en contra. Es muy duro a veces consolarte con decir… por lo menos estoy haciendo música… aunque tengas que hacer versiones de una banda que no te emociona o tocando para artistas que ni te van ni te vienen.

Todo esto ha influido en el cambio de hábitos de consumo de música de la gente joven. La música en directo ya no mola, los conciertos ya no molan, los jóvenes van a los festivales pero cada vez menos a los conciertos. Marcas de guitarra como Gibson están en auténtica crisis de ventas.

Para un joven es mucho más fácil, más inmediato comprarse un plato una mesa de mezclas y con cuatro movimientos entrenados es capaz de llamarse DJ, con menos esfuerzo sin tener que estudiar música, puede ser el centro de un escenario en una orquesta, discoteca, festival.

No lo criticamos ni nos parece mal, solamente queremos constatar una realidad.

Esto también es un reflejo de la sociedad, donde se fomenta el mínimo esfuerzo, lo fácil…

A Kritter le cuesta un año de trabajo crear un disco y una gira, esta es la realidad de un grupo de música y no lo que venden en los medios.

Aun así, pensamos que merece la pena seguir disfrutando con esto, ¡¡¡con hacer música y actuar en directo!!!

-Bueno, en definitiva importa menos el futuro que tendremos todos los creadores -músicos y escritores- como el momento feliz en que ocurre un libro o un disco o un concierto. ¿Percibís así las cosas?

- Es un poco lo que hablábamos antes, cambios de hábitos, ya no se quiere tener colecciones de libros, discos, ¿para qué? si caben en un chip o están en la nube. Ahora son las experiencias lo que valoran, la experiencia de disfrutar con un libro o un concierto y de manera inmediata… a por otro, porque está al alcance. Quien les proporcione estas emociones ya no es demasiado importante.

-Me vais a permitir  que os rebele una debilidad. Cuando estoy de bajón me gusta escuchar el Concertino de Salvador Bacarisse. Pero cuando dudo de los hombres  pienso en Rosendo, el eterno rockero que representa la austeridad compartida y la honestidad como persona. Ya veis, a veces no se necesita tanto a un psicólogo como a un rockero.

- Rosendo es un modelo a seguir y no precisamente por lo guapo que es jajajajajajjj. Ha sido inspiración de todo el panorama del Rock Urbano de este país, desde Barricada a Marea… Pero detrás de todo esto, ahora que todo el mundo le aclama como el rockero eterno hay una historia de lucha y de en muchas ocasiones querer tirar la toalla porque como va a triunfar en España un tío que dice unas cuantas verdades y pone a mucha gente en su sitio, el Maestro Rosendo no lo ha tenido fácil. Nosotros estamos muy lejos de estilo de Rosendo, aunque seamos algunos seguidores de él. Nuestra visión del espectáculo es radicalmente distinta y el tipo de música también.

-¿Os llegan las sospechas, incluso familiares? Ya sabéis: sexo, drogas y rock and roll. Por cierto el sexo es muy saludable eso para vuestra generación ni se plantea.

- Jajajaja. La gran mentira del rock and roll: es un auténtico infierno subir borracho a tocar, no oyes nada, tocas mal, no te enteras de nada, es una mierda. Kritter suben al escenario siempre en perfectas condiciones, tenemos que dar un espectáculo y hay que ser profesionales. Eso no significa que no montemos en el escenario la mayor locura que pueda haber, hay que ser consecuentes con lo que se hace, si hacemos metal tenemos que mostrar al público eso, Metal!!.

 Y después… amigo… hay que desmontar el equipo, vender merchandaising y en la mayor parte de los casos, irse pronto a dormir que hay que viajar al día siguiente.

-Yo creo que es hora de desmitificaciones. La verdad es que las apariencias engañan. Pero el rock y la droga no tienen por qué ir necesariamente unidos. Lo digo para tranquilizar a los vecinos. Por ejemplo Enrique “El Drogas”, antiguo cantante de Barricada, era un crío que no había probado ni un cigarrillo y ya le llamaban así, por su aspecto. Luego, no sé. Lo cierto es que siempre ha escrito poemas con nombre de mujer y colabora en colectivos con los más débiles.

- El drogas es un Gran Tío, es una persona que transmite mucha cercanía, hemos tenido ocasión de conversar brevemente con él y da gusto y en directo es sublime, con una gran banda. Hay más drogas en una fiesta de reggaetón o un festival de DJ que en uno de metal, seguro, eso no quiere decir que en nuestro ambiente no haya drogas, las hay en todos los ámbitos de la sociedad, literalmente, en todos.

Lo que pasa es que nuestra imagen siempre ha transmitido el lado oscuro, lo diabólico incluso la agresividad y claro, para la gran mayoría les transmitía rechazo o miedo, como todo lo diferente.

 Hoy día la imagen de los rockeros ha cambiado, ahora somos gente más mayor, de edad media, tranquilos que queremos disfrutar de nuestra música y no joderle a nadie. Es más común ver tatuajes, barba y pelo largo, cadenas incluso otras de las cosas absurdas de estos tiempos, ver a alguien con una camiseta de AC/DC o SLAYER sin tener ni puta idea de quienes son. Las modas…

-Sólo un ocho por ciento de los actores vive de su trabajo. A los músicos que yo conozco les pasa lo mismo. Yo he vivido solamente  de escribir cincuenta años. Cuando mi editora actual  me pregunta cómo lo he hecho, le digo “Malamente” (otra vez Rosalía). La verdad es que vivir de escribir no es fácil. Y a la hora de morirte no tienes dónde caerte muerto. Literalmente le pasó a Gabriel Celaya que cuando le llegó su hora tuvimos que acudir toda la tribu a la llamada de Amparitxu. Los organismos oficiales le dieron la espalda. Poeta y comunista, mala mezcla. ¿Vosotros tenéis alguna relación con el poder a la hora de ayudas o lo contrario?

- Ayudas??? Jajajaja- Ninguna. Esto no lo hacemos para vivir de ello, lo hacemos porque nos gusta, es nuestra pasión, pero de momento seguimos perdiendo dinero. Nuestro objetivo es no perder dinero y seguir grabando discos y hacer giras, pero vivir de ello es muy complicado. Lo cual no implica que no queramos llegar al mayor número posible de gente, si lo hacemos, lo hacemos lo mejor posible, lo más profesional que podemos. En la música ocurre lo mismo que con los actores.

-En la música posiblemente estén los mejores ejemplos de fidelidad a una idea. Antes os he hablado de Rosendo. Pero José Menese se murió sin dejar de ser él mismo. Y mi amigo Pedro Soriano no sólo se vive así sino que se canta. En una canción dice “si a mi puerta llama un izquierdista, que entre. Si es un anarquista, que entre y se quede”. ¿Sois conscientes de que a través de la música se puede retratar uno?

- Claro, y nosotros lo hacemos, no nos mordemos la lengua cuando denunciamos que las religiones son las culpables de las guerras (In the name of god) o que la miseria de algunos países africanos está provocada por las grandes multinacionales tecnológicas Americanas y Chinas (Coltán) o que en la guerra siempre pierden los mismos y ganan los mismos (Your Sacrifice), podríamos seguir con más títulos de canciones donde no hablamos precisamente de los bonito que es el mundo.

De hecho, nuestro último videoclip en el que denunciamos la mierda de las guerras y las miserias de que los ricos hacen que se maten los pobres, estamos teniendo problemas de censura en youtube con la publicidad del video (hemos podido publicarlo pero no nos deja publicitarlo), solamente porque hay unas imágenes con sangre y la simulación de varios disparos a la banda. También por tener las letras contenido mal sonante,  solo hay que ver la cartelera de cine donde los Héroes son igual o más violentos que los villanos, pero los que denunciamos la violencia como tal nos censuran.

-¿Vuestra manera de entender la música es una afición o una pasión? Supongo que esto último.

-Pasión, es una forma de vida, solamente los músicos entendemos lo que es, la sensación de actuar es algo diferente, se puede contar de muchas maneras, pero hasta que no se experimenta no se entiende, por eso, cuando te atrapa la música nunca más la dejas y si lo haces  vuelves a ella. Y aquí no es una cuestión de estilos, hablamos y tenemos amistad con gente de otros estilos de música diferente y todos llegamos a la misma conclusión.

-¿Resistir es la palabra?

-Ya lo dijeron Barón Rojo en 1982, pero nosotros preferimos decir persistir, trabajar, ensayar, perfeccionar tu estilo, tu imagen, avanzar, disfrutar y sentir la satisfacción del lanzamiento de un disco y de un concierto. El placer de ver a la gente divertirse con nuestros discos y conciertos y recibir sus saludos después de una actuación y compartir unas cervezas, esa es la gran satisfacción!!!

Valentín Martín