Viernes, 6 de diciembre de 2019

Cáritas y el Centro de Estudios Salmantinos reciben la Medalla de Oro de Salamanca

Las dos entidades han recibido el máximo galardón local en un acto presidido por el alcalde, Carlos García Carbayo
María Jesús Mancho, presidenta del Centro de Estudios Salmantinos y Carmen García Felíú, presidenta de Cáritas, reciben la Medalla de Oro de manos del alcalde, Carlos García Carbayo

El Teatro Liceo de Salamanca ha acogido esta noche el acto de entrega de las Medallas de Oro de la Ciudad de Salamanca, que en esta ocasión han sido concedidas al Centro de Estudios Salmantinos y a Cáritas Diocesana de Salamanca.

El acto lo ha abierto la juez instructora del expediente de las medallas, María Victoria Bermejo Arribas. “Intervengo como juez instructora, un gran honor para mi, que me ha permitido conocer a fondo los méritos de dos instituciones que son sobradamente conocidos por todos y que tengo el privilegio de detallar aquí”.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, se mostró muy satisfecho por otorgar las distinciones a dos entidades que dedican su actividad a tareas tan nobles como la solidaridad y la cultura: "Salamanca es la ciudad de la concordia, terreno abonado para la reflexión y el diálogo, en el que la moderación y el consenso deben dejar arrinconada a la radicalidad. Salamanca es una ciudad abierta y tolerante, cuna del conocimiento, foro para el debate de ideas y vehículo de transmision de corrientes de pensamiento que se han hecho universales. La fortaleza de una ciudad se mide por la capacidad de proteger a los más débiles". 

Por su parte, María Jesús Mancho, presidenta del Centro de Estudios Salmantinos, recibió la distinción en nombre de sus compañeros: “Recibo este galardón en nombre de los integrantes del Centro, quienes con us dedicación y esfuerzo han sabido continuar el comino que abrieron cuantos nos precedieron en su creación y asentaron los cimientos intelectuales de esta institución”, indicó, señalando además que seguirán trabando duro para seguir estudiando a fondo la ciudad: “Todo galardón supone un reconocimiento, pero también una íntima exigencia para no defraudar la confianza depositada en nuestro Centro. Todos experimentaremos un acicate para los años venideros”.

Finalmente, la presidenta de Cáritas Diocesana de Salamanca, Carmen Calzada Feliú, indicó que el apoyo que reciben es el que les permite llevar a cabo su actividad solidaria: “No habríamos podido acoger y responder a tantos problemas sociales como los que hoy existen si no fuese por el apoyo de todos los que contribuyen a que aliviemos el sufrimiento y las carencias materiales de los hermanos que más lo necesitan, así como ayudarles a potenciar su dignidad. No podemos olvidar la ayuda del señor Obispo y la cesión de espacios religiosos, que han facilitado la atención y acogida de enfermos mentales, personas sin hogar, pacientes de VIH o drododependientes”.

Ver más imágenes: