Viernes, 6 de diciembre de 2019

Cartas de los lectores

Quejas de salmantinos por “la estafa” del parque temático de la Navidad de Lisboa

Imagen promocional de Capital do Natal, en Lisboa, abierto el viernes 29 de noviembre

Me pongo en contacto con ustedes para hacerle eco de la estafa que se esta cometiendo en Lisboa con el parque temático de la Navidad, denominado "Capital do Natal".

En diversos diarios de Extremadura y de Andalucía, así como televisiones locales y autonómicas, están haciéndose eco de lo que esta aconteciendo en dicho parque.

Se anunciaba como una especie de Laponia en Lisboa, con un clima más suave que el finlandés, con nieve a raudales, hielo, atracciones por doquier y cantidad de diversión para los más pequeños de la casa.

Todo lo contrario. Mi familia y yo estuvimos el sábado día 30 de noviembre en dicho parque. Compramos las entradas por internet una semana y media antes de la inaguración oficial, que fue el día 29 de noviembre. Al llegar al parque, te encuentras que lo primero que NO hay es un aparcamiento, ni adecuado ni nada de nada. Búscate la vida para dejar el coche. Hubo gente que lo tuvo que dejar el coche entre 4 y 7 kilómetros más allá del parque.. 

Una vez dentro, la atmósfera que te encuentras no es la que esperabas. No hay apenas música (eran las 16:30 horas local). Mis hijos lo primero que preguntaron fue que si podían ir a la nieve, y claro, no les vas a decir que no. Bueno, pues ni nieve ni nada de nada.. Paseando por el recinto nos percatamos mi mujer y yo que aquello no era lo ofertado. Según el promotor del parque decía que había en árbol de Navidad de 40 metros, pero la realidad fue un triste simulacro mal iluminada con dos taburetes y un poyo para hacerte una foto.

El parque según el plano, había varias atracciones dentro de las carpas gigante, pero la desilusión crecía a medida que caminábamos, colas de mas de 1 hora para entran en los recintos y disfrutar dentro poco mas de 5 minutos si tenias suerte. La pista de hielo mas grande de Portugal era poco más o menos del tamaño de la que ponen todos los años en el Centro comercial El Tormes, e incluso más pequeña.

Según la organización, todo el parque se encontraba sembrado de cesped natural y lo único que nos encontramos fue una moqueta verde llena de agua y barro. La nieve que decían que cubriíia todo el parque no era más que papel higiénico mojado y arrojado al tumtum por donde les pareció mejor. Las supuestas pistas de nieve o toboganes gigantes de hiela no eran más que 12 pista de plástico por las que tenias que deslizarte en una especie de flotador que debías arrastras cuesta arriba ya que la especie de remonte que tenían instalado no funcionaba, no sin antes aguantar una colo kilométrica.

Dentro del parque supuestamente están distribuidos cajeros automáticos, mentira, por que resulta que el zona del Picnic de los Elfos Codiciosos (restaurantes) no aceptaban tarjetas de crédito españolas y te veías sin efectivo para saciar el hambre de las criaturas....

Había también un lago de mas de 3000 metros cuadrados de espectáculo de luz y agua, pero estaba bien la primera vez, luego el fenómeno se repetía cada 5 minutos con la misma música una y otra vez...

Los desfiles de Papa Noel y sus elfos ni se vieron ni aparecieron por ningún lugar del parque, que supuestamente iba a haber tres diarios. eso si, renos si que había, 2, los pobres en un recinto super pequeño en muy malas condiciones y con la cornamenta serrada. 

Con todo esto quiero poner en su conocimiento para que se hagan eco de lo que esta ocurriendo en este parque de pesadilla, para que la gente que tenia pensado viajar no vaya a este lugar, puesto que es una autentica estafa en todos los aspectos, puesto que las entradas rondan ahora mismo los 31,80 por adulto y 26,50 los niños, más los gastos de peajes y combustibles, sin contar alojamiento y manutención.

Félix Luis Alonso