Domingo, 8 de diciembre de 2019

El PSOE asegura que la reforma sanitaria rural supondrá el cierre de 178 consultorios en Salamanca

Rechazo frontal a la medida “que pretenden imponer PP y Ciudadanos en la Comunidad y la forma en que afectará a la provincia y sus habitantes”
La procuradora del PSOE por Salamanca, Rosa Rubio, el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación salmantina, Fernando Rubio, y la Secretaria de Sanidad en la Ejecutiva provincial, María García

El PSOE de Salamanca se opone frontalmente, y ha exigido al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, “la retirada del modelo de asistencia sanitaria en el medio rural que pretende implantar la Junta de Castilla y León porque va a suponer el cierre de los 178 consultorios médicos de los 409 que hay en Salamanca, o lo que es lo mismo, dejar sin consultorio médico a todos los municipios de menos de 200 habitantes en la provincia de Salamanca”.

La procuradora del PSOE por Salamanca, Rosa Rubio, junto al portavoz en la Diputación y la Secretaria de Sanidad en la Ejecutiva provincial de los socialistas salmantinos, Fernando Rubio y María García respectivamente, han manifestado hoy en rueda de prensa que “esta reforma del modelo de sanidad rural nace muerta puesto que no es fruto del consenso ni de un pacto al no tener en cuenta la voz y la opinión de todas las partes implicadas como pueden ser los pacientes, sindicatos, profesionales, la totalidad de fuerzas políticas con representación, entre otras personas a nivel individual y colectivo de la sociedad que se vean afectados”.

“Los socialistas salmantinos son leales con la ciudadanía y no los vamos a traicionar participando en una propuesta que tiene como objetivo único y exclusivo recortar en sanidad y en la salud de las personas que viven en las zonas rurales al ir en contra de lo que hay que precisamente combatir, como es la despoblación, la dispersión, el envejecimiento de la población y las patologías crónicas de esta población, alejando la atención médica regular del paciente y reduciendo plantillas de médicos, que es justamente lo contrario de lo que hay que hacer”, añadía.

Además, este modelo parte con la premisa, ha dicho Rosa Rubio, “de contar con menos médicos en el futuro en vez de contratar más” y es que parece, al querer dejar sin médico a los municipios de menos de 200 habitantes, que son la mayoría en la provincia y en la Comunidad “que este modelo no está pensado ni para Salamanca ni para Castilla y León sino para cualquier otro sitio”

Por su parte, la Secretaria de Sanidad en la Ejecutiva provincial del PSOE salmantino, María García, ha incidido también en “la falta de consenso y de participación de las partes implicadas a la hora de elaborar y abordar un nuevo modelo de la sanidad en el mundo rural”.

Del mismo modo, criticaba que este modelo“no concreta la manera en que se va a implantar, los medios y las infraestructuras con las que se cuenta, ni la financiación que se va a destinar para ello dejando sin asistencia médica presencial y próxima a muchos pueblos y a muchas personas, en su mayoría mayores y que están solas además de con patologías crónicas y con problemas de movilidad o desplazamiento”

Fernando Rubio, portavoz del PSOE en la Diputación de Salamanca, ha incidido en estas mismas cuestiones afirmando que este modelo que pretenden imponer PP y Ciudadanos “es la puntilla cruel para los pequeños municipios por parte de las dos derechas” y a las que ha calificado como “cierra pueblos”, para añadir que “el responsable máximo de todo esto es el señor Alfonso Fernández Mañueco junto a sus validos y los lacayos que le hacen el trabajo sucio”