Viernes, 6 de diciembre de 2019

La construcción y las empresas de reformas crecen en 2019

Con respecto a 2019 hay que considerar la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que afecta a los préstamos hipotecarios y desde su aplicación en junio ha provocado retrasos en la concesión de hipotecas

Las empresas que se dedican a la construcción, ya sea de obra nueva o de reformas de viviendas, continúan creciendo desde 2014. Un dato que refleja este incremento es el número de visados aprobados para la rehabilitación o reforma de edificios, que según indican los datos del Ministerio de Fomento, ha aumentado un 2% si se compara con las cifras nacionales de hace un año.

Junto con este incremento en las empresas dedicadas a la construcción también nos encontramos una mayor productividad en el resto de organizaciones que colaboran en la edificación ya sean proveedores de materiales como suministradores de servicios, entre los que encontramos desde estudios de arquitectura o ingenierías de instalaciones, a otras más específicas como las empresas de abrasivos o de movimientos de tierras.

Qué ha afectado a las empresas de construcción

A este incremento en la actividad del sector de la construcción hay que añadirle otros factores que por lo general y desde hace unos años, están afectando positivamente. Por ejemplo, el último trimestre del año suele ser una buena época para adquirir una vivienda, por un lado porque los bancos que ofrecen hipotecas tienen que cumplir los objetivos antes del cierre anual, por otro porque el euríbor está en negativo y en último lugar el interés por la adquisición de viviendas nuevas está creciendo, lo que favorece a los precios generales del mercado nacional.

Además, con respecto a 2019 hay que considerar la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que afecta a los préstamos hipotecarios y desde su aplicación en junio ha provocado retrasos en la concesión de hipotecas. Por lo tanto, es en estos últimos meses donde las entidades financieras tienen que recuperar la demora, afectando así a las operaciones de compraventa.

Factores que han influido en las empresas de reformas

En lo que respecta al sector de las reformas, desde 2014 se percibe que las familias poseen más recursos para ser destinados en la modernización de sus viviendas. En este año se calcula que los hogares dedicarán una media de 750 euros en obras de mantenimiento, según la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (Anerr).

También ha favorecido a las empresas de reformas de viviendas las obras destinadas a la mejora de la eficiencia energética, ya que cada vez está más implantado el concepto y las familias prefieren optimizar las instalaciones de la vivienda no solo para reducir las facturas, sino también para favorecer el cuidado medioambiental.

Por lo tanto, estos indicativos sugieren que por ahora la tendencia alcista con respecto al crecimiento de las empresas constructoras y de reformas se mantendrá en aumento. En los siguientes meses hasta el término de 2019 y con el avance del siguiente año, podremos observar si el sector de la construcción y el ahorro de las familias vence a los retos que plantea la economía como el estado del PIB, las decisiones de la Unión Europea al respecto, junto con las medias que se pueden tomar por parte del gobierno.