Viernes, 6 de diciembre de 2019
Béjar al día

El PP pide la dimisión del la concejala Ana V. Peralejo y de la Alcaldesa

El despido ‘improcedente’ sentenciado por el Juzgado ante la demanda del trabajador del Centro de Ocio, motiva la petición de responsabilidades políticas a las representantes municipales

De i. a d. Ana V. Peralejo, concejala y Elena Martín Vázquez, alcaldesa

El Grupo Municipal Popular ha manifestado públicamente su indignación por el cierre del Centro de Ocio juvenil, señalando que ha sido la excusa del Ayuntamiento para despedir al  trabajador, cuyo despido ha sido declarado como ‘improcedente’ en los tribunales de justicia, pidiendo la dimisión de la concejala Ana V Peralejo y de la Alcaldesa como máximas responsables.

En julio el Partido Popular presentó una moción pidiendo que se diera marcha atrás en la decisión de dejar a los jóvenes de Béjar sin el Centro de Ocio y por tanto sin un programa de ocio alternativo para ellos, considerando que el centro se podía haber mejorado, pero en ningún caso, cerrado, dicha moción fue rechazada por el equipo de Gobierno con los votos del Tú Aportas y Ciudadanos

Raúl Hernández, anterior concejal responsable del Centro de Ocio, ha declarado que el actual equipo de Gobierno ha llegado tratando de acabar con todo lo que ha venido haciendo en Béjar el Partido Popular en los últimos años, destruyendo empleo y cerrando servicios e instalaciones.

Hernández ha acusado al actual equipo de Gobierno de haber dejado ya a cuatro familias en la calle con la remunicipalización del servicio de mantenimiento y limpieza de los pabellones y también a dos más del Centro de Ocio, “sin que antes de cerrarlo ninguno se haya pasado por allí ni un minuto para ver lo que se hacía, antes de tomar la decisión de cerrarlo”.

Ha lamentado que en los últimos fines de semana se haya visto a los adolescentes en los cajeros y en otros lugares poco adecuados para ellos, por haberlos dejado sin una alternativa de ocio y ha acusado de complicidad a Ciudadanos y a Tú Aportas por haber votado a favor del cierre en el Pleno del mes de julio.

El anterior responsable del centro juvenil reitera su petición de los resultados de la auditoría interna anunciada por el equipo de Gobierno y de la investigación que se iba a hacer sobre la sustracción de material, o las denuncias que se le pidieron que interpusiera ante la Policía Nacional y la Policía Municipal, por las insinuaciones de la comisión de un delito.

También ha criticado duramente que en el apartado de ‘informes de alcaldía’ del pasado pleno de octubre, se utilizaran para proyectar fotografías del estado del Centro de Ocio en el mes julio, considerando que es parte de la provocación y para “continuar con el acoso y derribo” que han emprendido contra los trabajadores encargados de dicho centro, en un intento por justificar el despido.

Raúl Hernández ha recordado que su grupo ya pronosticó que no se tenía intención de abrir el centro juvenil y que sólo era una excusa para despedir a una persona que se presentaba en las listas del Partido Popular. Le ha pedido a la Alcaldesa que asuma su responsabilidad en un despido que el Juzgado ha sentenciado, y que deje de “echar las culpas a los demás diciendo que el contrato estaba mal hecho”, pues son muchos los contratos ‘por obra y servicio’ que se han venido haciendo a lo largo de los años y jamás han sido recurridos, ni denunciados ante la inspección de trabajo por ser algo irregular, ni siquiera por los que ahora dirigen el Ayuntamiento, que ya estuvieron gobernando en la legislatura de Cipriano González y en la oposición durante los pasados ocho años.

En cuanto a la desestimación por parte de la Jueza de la demanda del trabajador por persecución política, Hernández ha señalado que tenemos una justicia muy garantista y el veredicto recoge que no se ha podido probar, “no que no se haya producido”, sin embargo ha sido el primer trabajador despedido en el Ayuntamiento y se debería haber presentado una simple papeleta de las empleadas en las votaciones para que quedara probado que encabezaba las listas del Partido Popular en Vallejera y ha acusado de manipulación a la Alcaldesa por haber leído ante la prensa frases sueltas y sacadas de contexto de la sentencia.

En el mismo sentido Alejo Riñones se ha pronunciado señalando que en el tiempo que estuvo gobernando “jamás se me ocurrió abrir un expediente de un trabajador contratado por un alcalde anterior”, ha añadido que hay contratos por obra y servicio que llevan 30 años y ha pedido a la Alcaldesa que abra una comisión informativa para revisar todos los contratos ‘por obra y servicio’ del Ayuntamiento “para que todos esos trabajadores sigan el mismo camino que el trabajador del Centro de Ocio”.

Ambos ediles han pedido la dimisión de la responsable del área Ana V. Peralejo y de la Alcaldesa, por considerar que no está capacitada para dirigir una ciudad con las necesidades que tiene Béjar.