Viernes, 13 de diciembre de 2019

El séptimo sentido: ¡el del humor!

La lectura es un proceso constructivo. Leer implica establecer relaciones entre el autor, el texto y el lector del texto y ayuda a desarrollar el sentido crítico. Si aplicamos además la curiosidad, podemos enfrentarnos a la información que recibimos a través de textos o imágenes con más atención y decidir con criterio si es fiable, si es falsa –un fake- o si estamos ante un contenido original y nuevo que nos cuesta catalogar (¿será cierto? ¿pero por qué yo no me había planteado nunca esta posibilidad?)

Así que os proponemos añadirle a este proceso mucho sentido del humor. Las risas como vínculo entre el mundo y nosotros a través de noticias, textos, libros, propuestas creativas. El sentido del humor (el séptimo que tenemos, después de los cinco básicos y el sentido común) funciona con los mismos circuitos cerebrales que la creatividad. Se relaciona directamente con el ingenio y al asombro.

Llevamos dos semanas realizando actividades formativas con docentes en las que las risas y la diversión han sido parte fundamental de las sesiones. Así las historias además se convierten en un buen recuerdo, nos permiten conectarlas con experiencias o vivencias personales y nos invitan a relajarnos en un entorno menos formal, más adecuado para interactuar desde el aspecto vivencial con mucha diversión. ¿Quién dijo que aprender no podía ser divertido?

Por eso hoy os invitamos a poner en funcionamiento vuestro séptimo sentido, el del humor, y para facilitároslo compartimos este video con “Algunos chistes chistosos (solo aptos para seres curiosos)”, que os animamos a compartir para llenar de sonrisas el día de alguien, ¡nunca sobran!

Feliz domingo

Rebeca Martín