Domingo, 8 de diciembre de 2019

Barca d´Alva monitorizará la calidad de las aguas del Duero

Se une al proyecto europeo ‘Drinkable Rivers’ a través de la Plataforma de Ciencia Abierta

Un equipo de la PCA realizará mediciones periódicas durante los próximos meses/ Fotos: Martín-Garay y PCA

La Plataforma de Ciência Aberta (PCA), ubicada en la localidad fronteriza de Barca d´Alva, se ha unido al proyecto europeo Drinkable Rivers (Ríos Potables), una iniciativa en la que están colaborando 32 entidades, denominadas ‘Laboratorios del Agua’ (WaterLab Hubs), pertenecientes a 14 países europeos.

En este sentido, el pasado 21 de octubre la PCA realizó una primera medición en el Duero tendente a verificar la calidad de sus aguas en la zona fronteriza. En esta primera sesión, la PCA desarrolló mediciones en cinco puntos: en el muelle de Barca d´Alva, en el contiguo muelle de Vega de Terrón, bajo el puente Almirante Sarmento Rodrigues en Barca d´Alva, un kilómetro río abajo y a la altura de la desembocadura del río Águeda en el Duero.

La PCA nació en 2007 fruto de la colaboración del municipio de Figueira de Castelo Rodrigo con la universidad de Leiden (Holanda) y, por el momento, es la única entidad de la península ibérica participante en el programa Drinkable Rivers.

‘Ríos Potables’ es un proyecto internacional de ciencia ciudadana que quiere motivar a los habitantes locales a realizar el control del agua de sus ríos para, con los datos aportados, tener una visión general de la calidad del agua en Europa. La idea partió de la ambientalista y profesora universitaria Li An Phoa.

Además de los datos que proporcionará sobre la calidad de las aguas del río Duero, este proyecto tiene también el objetivo de involucrar a las poblaciones locales en todo el proceso: en la toma de muestras, la realización de mediciones periódicas y en el mejor conocimiento del río, que constituye una de las marcas de identidad de esta región típicamente ribereña.

Desde la PCA hacen extensiva esta invitación a toda la población de las Arribes, también la de los pueblos españoles de la otra orilla, a participar en el desarrollo de esta iniciativa, de forma particular a los centros escolares.

A lo largo de los próximos meses, el equipo de la Plataforma de Ciência Aberta, junto con la población local, va realizar mediciones sistemáticas una vez al mes, lo que permitirá conocer, por ejemplo, el eventual impacto generado por el turismo fluvial.

La próxima sesión tendrá lugar el miércoles 13 de noviembre y en ella participarán alumnos de primaria de Escalhão.

La Plataforma de Ciência Aberta asume en este programa, no solo un papel de actor en la realización de los análisis, sino que se pone también a disposición de toda la región para recibir los datos que particulares, colegios o cualquier otra entidad inscrita en el programa quieran aportar, simplificando así el proceso de comunicación a la red.

Según informa Paulo J. Lourenço, responsable de comunicación de la PCA, el centro también puede ser contactado para gestionar la distribución de los kits de medición y asesorar en su manejo. 

Esta tarea de control de la potabilidad de los ríos está acompañada por las universidades holandesas de Delf y Wageningen, que han creado un protocolo sencillo para medir un amplio conjunto de parámetros, como la dureza del agua, su contenido en nitratos y fosfatos, la cantidad de minerales, los niveles de E. coli (tendentes a detectar la contaminación fecal de las aguas) o el análisis de la vegetación que rodea al río.

El presidente de Figueira de Castelo Rodrigo, concejo al cual pertenece Barca d´Alva, quiere implicar a todos los municipios del Duero, desde las Arribes hasta su desembocadura en Oporto, a participar en este programa: “es fundamental garantizar la calidad del agua en el río Duero y para eso es necesario conocer, primero, su estado actual de salud y, al mismo tiempo, involucrar en ello a la población de nuestros municipios”.

Con una misión de divulgación científica en la comunidad rural donde se inserta, la Plataforma de Ciência Aberta ha desarrollado durante estos dos años de existencia múltiples actividades: talleres de ciencia para estudiantes, exposiciones sobre las consecuencias del cambio climático en las comunidades locales, residencias para investigadores nacionales e internacionales, programas de intercambio escolar o charlas divulgativas para los habitantes de los pueblos de este y otros concejos de la región, entre otras.

Con vocación innovadora en el abordaje no formal de las ciencias, la PCA es el primer centro de la red Open Science Hub (OSHub), un proyecto que pretende la participación de los centros escolares y las partes interesadas en el desarrollo e implantación de la tecnología y la innovación en las poblaciones de frontera. Con esta Plataforma se quiere fortalecer el vínculo entre ciencia y sociedad, acompañando a las comunidades locales en los cambios que tendrán que abordar.

La OSHub es un proyecto financiado por la Unión Europea a través del programa H2020 en el que intervienen nueve países europeos (Austria, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Portugal, República Checa y Suiza) coordinados por la universidad holandesa de Leiden.

La red Open Science Hub se expandirá, hasta 2022, por otras localidades de los países del consorcio. Cada centro creará su propio modelo de negocio trabajando en estrecha colaboración con los ejecutivos locales, garantizando así la viabilidad del proyecto una vez que desaparezca la financiación europea.

Al igual que la PCA de Barca d´Alva, cualquier particular o entidad interesada puede inscribirse en la web del proyecto Drinkable Rivers y participar. Recibirá un manual, un kit con herramientas de medición y un mapa de datos listo para comunicar los resultados y contribuir, así, al mejor conocimiento del estado actual de los ríos de Europa.