Sólo el diagnóstico no basta

Muchas veces la sociedad es injusta, pero es más difícil cambiar una sociedad que la postura del joven ante ella

Este fin de semana además de compartir con nuestros chicos de la Casa Escuela los estudios, deporte, talleres, montar a caballo, excursión, etc. Hemos tenido que hacer muchas intervenciones terapeúticas.

Además de las necesarias para evitar fugas y mejorar su autoestima, una didáctica para las prácticas del ciclo superior on line de integración social.

Los diagnósticos más habituales que tienen nuestros chicos son:  TEPT ( Trastorno por estrés postraumático), TDAH, trastorno del apego,….

La chica según DNI y chico como se siente, con el que hemos hecho la intervención se define como SAF ( Síndrome de alcoholismo fetal).

Pusimos un vídeo donde expertos entre ella la madre que es psicóloga y el propio joven explicaban a un auditorio abarrotado los síntomas y consecuencias de esta enfermedad.

El joven lo explicó con total solvencia, es un profesional del SAF.

En mi intervención en primer lugar en lenguaje presuposicional exploré las mejoras que está consiguiendo a pesar de la lucha que está manteniendo con el SAF. Analizamos qué parte de vida le puede estar quitando.

Hicimos una apuesta para quitar rencores y externalizamos contra quién había que luchar y concluyó que contra la rata del SAF.

Lo situamos en la pregunta escala en una escalera, en el  que uno es el peldaño más bajo y nueve el más alto y se sitúa en un cuatro. La pregunta es, cómo has conseguido subir hasta ahí con el SAF encima. Indica el peldaño del ciclo de grado medio de jardinería donde se encuentra feliz en la naturaleza, el trato con los animales del hospital de fauna, etc.

Le pregunto por lo que tiene que hacer él independientemente de la sociedad  para subir un punto. Se queda reflexivo y dice sin titubear que bajar los porros. Expresando los miedos, relacionando alguno con el consumo, se informa que fumar porros es incompatible con el tratamiento de testosterona.

La pregunta milagro para aterrizar los sueños la hicimos sobre un caballo negro sobre el que galopaba hacia el futuro como una máquina del tiempo.

Se veía con pelo en el pecho y barbita. Trabajaba de integrador social ayudando a otros que venían de situaciones semejantes

Se imaginaba con una pareja comprensiva y al lado de la playa.

Muchas veces la sociedad es injusta, pero es más difícil cambiar una sociedad que la postura del joven ante ella.

El diagnóstico muchas veces sirve  para desculpabilizar a la familia o a los profesionales. Depende de la explicación. Es importante pactar estrategias para evitar que la rata se alimente de las excusas para no cumplir con las responsabilidades de la casa, circo, deporte, etc.

Un fin de semana más hemos jugado y vivido con nuestras respectivas cruces avanzando hacia un porvenir posible para estos chicos y chicas con tanto talento y humanidad.