Jueves, 21 de noviembre de 2019

UPL solicita un Plan Especial de Desarrollo para la Raya

El partido regionalista leonés recuerda la grave situación demográfica de la zona salmantino-zamorana fronteriza con Portugal y pedirá al Gobierno incentivos para residentes y productos, así como una mejora de las telecomunicaciones

Puente internacional sobre el río Águeda (Salamanca)

Un Plan especial para el Desarrollo de la Raya fronteriza con Portugal. Esta es la propuesta que Unión del Pueblo Leonés (UPL) trasladará al nuevo Gobierno resultante de las próximas elecciones del 10 de noviembre. Desde la formación política consideran que “el declive y la situación de emergencia demográfica de las comarcas salmantinas y zamoranas fronterizas con Portugal urge  llevar a cabo un plan especial de desarrollo para esta zona, en que el Estado cree incentivos fiscales para quien resida en la zona o se traslade a vivir a ella, y acometa importantes inversiones para crear industria en la Raya, garantizando su futuro”.

Los leonesistas plantean una serie de ejes sobre los que se sustentaría dicho plan: una mejora de las telecomunicaciones en la zona; una batería de incentivos fiscales para residentes y empresas en las comarcas de la Raya; un plan de promoción y ayudas para los productos elaborados en la zona; y una mejora de las comunicaciones viarias que hagan más permeable la frontera con Portugal.

En primer lugar, en materia de telecomunicaciones, desde UPL se solicita un plan para todo el medio rural de la provincia de Salamanca, que conlleve la mejora de la cobertura de telefonía móvil, de la recepción de la señal de TDT y del propio servicio de internet, que consideran “bastante deficiente en algunas zonas y localidades”.

Para los leonesistas, “una mala conexión a internet dificulta la posible implantación de empresas en nuestro medio rural, por lo que debe darse una extensión total de la banda ancha a todos nuestros pueblos, de modo que no estén en desigualdad de condiciones con el entorno urbano”. Y es que, para UPL, “un buen servicio de internet y del resto de telecomunicaciones es clave para que se pueda crear empleo en nuevas tecnologías, y para favorecer la implantación de nuevas actividades económicas que requieren comunicaciones permanentes con clientes”.

Por otro lado, en cuanto a incentivos fiscales, los regionalistas leoneses solicitan que se favorezca el asentamiento y la residencia en el medio rural de la Región Leonesa. En este sentido, plantean que “del mismo modo que el Gobierno acordó en pasados presupuestos la rebaja de un 75% de los viajes a la península para los ciudadanos de Canarias, la situación de emergencia poblacional del medio rural de la Región Leonesa y, especialmente, de sus núcleos menos poblados, hace necesario un plan que incentive el asentamiento en las comarcas de las provincias de Salamanca, Zamora y León, con atención especial a La Raya”.

 

Por ello, UPL solicita “un Plan especial permanente para la Región Leonesa en que haya un 50% de rebaja en las facturas de electricidad, gas y agua a quienes tengan o fijen su residencia en localidades de la Salamanca, Zamora y León de entre 500 y 2.000 habitantes, rebaja que sería del 60% en municipios de entre 100 y 500 habitantes, y un 75% para quienes residan o fijen su residencia en localidades de menos de 100 habitantes, así como para todos los municipios del entorno de La Raya”, ha apuntado la formación política.

Por otra parte, Unión del Pueblo Leonés demanda también un Fondo estatal especial para incentivar la natalidad en la Raya, “con ayudas y medidas que promuevan la natalidad en el entorno fronterizo de Salamanca y Zamora con Portugal, que ayuden a cubrir y paliar las menores facilidades de que se dispone actualmente en el medio rural en temas de atención a la infancia”.

Asimismo, los regionalistas leoneses proponen desgravaciones fiscales para la población residente en las comarcas de la Raya, con especial atención a los jóvenes, así como para las empresas que se implanten o desarrollen su actividad en el entorno rayano, proponiendo bonificaciones en el IRPF para todos aquellos que residan en sus municipios, lo que para UPL “permitiría incentivar la permanencia de ciudadanos en este entorno y la implantación de empresas, al ver reducida su carga impositiva frente a la residencia en las ciudades”.

Por otro lado, desde Unión del Pueblo Leonés se solicita una línea especial de promoción y ayudas para los productos elaborados en la Raya, con especial atención a las marcas de garantía de la zona (como el vino DO Arribes, o Queso Arribes de Salamanca), así como un plan especial de promoción turística de la Raya, que preste especial atención al Parque Natural de Arribes del Duero y la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica, poniendo en valor también los bienes que poseen las comarcas cercanas a la frontera con Portugal, planteando iniciativas como la creación de un Museo Nacional de la Cultura Vetona en Yecla de Yeltes, que sirva para que se dé una mayor puesta en valor turístico de los castros vetones del oeste de Salamanca.

Finalmente, desde UPL solicitan que haya una mejora de las comunicaciones viarias con Portugal, por lo que piden “que se saque del cajón el proyecto para crear un puente internacional por Masueco, que facilitaría el acceso desde Las Arribes a Bragança a través de Mogadouro, así como hacia Oporto a través de la vía rápida portuguesa IC-5 y la autopista A-4 del país vecino”.

En un sentido similar, los leonesistas solicitan la creación de “un puente internacional entre Fermoselle y Urrós que facilite el enlace de Sayago hacia Oporto, evitando el cuello de botella de Bemposta”. Asimismo, los regionalistas piden “una mayor permeabilidad entre el noroeste de Salamanca y el suroeste de Zamora por carretera, solicitando “que se estudie la posibilidad de construir un puente que recupere la conexión entre Carbellino y Villaseco de los Reyes, que recortaría la distancia por carretera entre Vitigudino y Bermillo de Sayago”.

Desde Unión del Pueblo Leonés pretenden que el Gobierno que se constituya tras las elecciones del 10 de noviembre asuma esta batería de iniciativas para la Raya, “la mayor parte de las cuales ya las planteamos previamente desde UPL a través del Senado o de las Cortes autonómicas, siendo rechazadas por Gobierno o Junta”, confiando en que esta vez “se nos escuche y se atienda a la difícil coyuntura demográfica y económica en que se encuentra la Raya y en general todo el medio rural de la Región Leonesa”, afirman desde la formación regionalista.

La lucha de la Raya desde el otro lado

En la Raia portuguesa desde hace años se viene luchando por conseguir medidas de discriminación positiva similares. Tal es el caso de la iniciativa Movimento pelo Interior, o de las reivindicaciones de las comunidades intermunicipales de la Beira Interior, Tras-os-Montes o Douro, entre otras, que vienen reclamando incentivos fiscales para particulares y empresas, así como una reducción en los precios de la electricidad y el gas.

En cuanto a las infraestructuras que mejoren la comunicación rodada y ferroviaria fronteriza, destaca la movilización social que desde hace más de dos años existe en la región del Douro portugués, que aboga por ampliar la línea férrea del Douro hasta Barca d´Alva, salvando así los apenas 28 kilómetros que separan la estación de Pocinho con la frontera salmantina por las Arribes, y que permitiría volver a unir Oporto con Salamanca y Madrid por ferrocarril. La presión social ha conseguido reabrir el tema a debate en el parlamento portugués.

Para la construcción de la vía rápida IC31, que uniría Castelo Branco con la localidad cacereña de Moraleja, ya fue aprobado un presupuesto de 50 millones de euros por el gobierno portugués. El compromiso de acometer las obras de mejora de la carretera que une Bragança con Puebla de Sanabria fue acordado en la última Cumbre Hispano-Lusa, celebrada en noviembre de 2018. La progresiva reducción de los tele-peajes en esta zona interior de Portugal, hasta su completa desaparición, es algo por lo que lucha la Plataforma Contra as Portagens, que ya ha conseguido reducciones significativas. 
  • Las Arribes portuguesas en Barca d´Alva