Sábado, 14 de diciembre de 2019

Citroën: un siglo de confort

Para la compañía es una de sus máximas prioridades, y eso incluye tanto a quien conduce como al resto de pasajeros

Nuevo Citroën C5 Aircross

Desde su fundación en 1919, Citroën tiene el confort de todas las personas que se mueven a bordo de sus vehículos como una de sus máximas prioridades. Y eso incluye tanto a quien conduce como al resto de pasajeros. Lo puedes comprobar en el Grupo Nani (calle Primera, 21, 37188 Carbajosa de la Sagrada, teléfono: 923 32 28 65)

Citroën siempre ha entendido el confort como un concepto que va mucho más allá de la mera comodidad. En el último siglo, la marca se ha situado en vanguardia en elementos como los asientos, las suspensiones o el puesto de conducción para ofrecer una experiencia única, que combina confort, seguridad y polivalencia.

Actualmente, el programa Citroën Advanced Comfort® aglutina los trabajos de la marca en áreas como el comportamiento en carretera, la acústica, la ergonomía, la calidad del aire, la elección de materiales, la modularidad y el aprovechamiento del espacio con un único objetivo: asegurar el máximo bienestar físico y mental.

“Desde el lanzamiento del Tipo A en 1919, subirse a un Citroën es una experiencia única. La marca siempre ha dado una importancia esencial a asegurar que las personas que viajan a bordo de sus vehículos disfruten de innovaciones útiles, pensadas para facilitar un uso sencillo y confortable. Con su programa Citroën Advanced Comfort®, la marca lleva esta tradición de comodidad y espíritu inconformista a nuestro tiempo con un enfoque único, en el que asientos, suspensiones, materiales, espacio, modularidad y tecnología se trabajan conjuntamente para lograr el máximo bienestar físico y mental”, ha declarado Pablo Puey, Director General de Citroën para España y Portugal.

Sentirse como en casa, vivir la experiencia de viajar a bordo de un Citroën como en una burbuja de confort. Estas ideas resumen los objetivos del programa Citroën Advanced Comfort®, una iniciativa que continúa cien años de innovación por parte de la marca, que ha protagonizado avances decisivos en la forma en la que se utiliza y se siente el automóvil. Actualmente, este programa se traduce en soluciones concretas y novedosas en elementos como las suspensiones, la acústica y los asientos, en los que se ha cuidado la comodidad, los materiales y la ergonomía. También se manifiesta en una forma de pensar y diseñar el espacio, caracterizada por la amplitud, la luminosidad y la polivalencia. Al volante, se ha trabajado en ofrecer bienestar y una menor carga mental, con mandos accesibles y el uso de tecnologías intuitivas, con funciones de ayuda a la conducción útiles en el día a día que ofrecen continuidad entre el universo digital de cada persona dentro y fuera del vehículo.

El programa Citroën Advanced Comfort® no podía pasar por alto los asientos, que son el elemento del automóvil con el que se está más en contacto. Son ellos los que proporcionan las primeras sensaciones de bienestar, tanto cuando nos fijamos en ellos como cuando los usamos a bordo. Además del papel que desempeñan en cuanto a sujeción, también tienen un papel fundamental en la filtración de las distintas vibraciones del vehículo o procedentes de las deformaciones de la carretera. La marca ha dado a estos elementos una gran importancia desde sus inicios, como demuestran los asientos acolchados del Tipo A, en 1919, el uso publicitario de los asientos como sinónimo de refinamiento y confort en el Citroën C4 Grand Luxe de 1931 o la originalidad de los asientos del Citroën 2 CV, que podían sacarse del vehículo y utilizarse como mobiliario al aire libre.