Lunes, 21 de octubre de 2019
Alba de Tormes al día

Los feriantes rechazan las condiciones para colocar las atracciones durante las fiestas de Santa Teresa

El Ayuntamiento no cierra las puertas a un posible acuerdo entre ambas partes en los próximos días, siempre que sea “dentro de la legalidad”
Las ferias instaladas en la explanada de las piscinas.

Si el Ayuntamiento de Alba de Tormes y los feriantes no llegan a un acuerdo en los próximos días, los niños y niñas de Alba de Tormes se quedarán sin atracciones durante las próximas Fiestas Patronales de Santa Teresa.

Y por el momento el acuerdo parece bastante lejano. Hay que recordar que el Ayuntamiento de Alba de Tormes dispone de una ordenanza reguladora de la tasa por instalación de puestos, barracas, casetas de venta, espectáculos o atracciones situadas en terrenos de uso público.

Esta ordenanza, en su artículo 5, establece que atracciones y espectáculos en las fiestas de la localidad pagarán 4 euros por metro cuadrado o fracción, al día o fracción. La ordenanza, que puede consultarse en la web del Ayuntamiento, puede resultar en pleno 2019 muy obsoleta y digna de una actualización. En ese sentido, la alcaldesa de Alba de Tormes se ha mostrado abierta en comenzar a trabajar en la modificación de una nueva ordenanza “más actual” y “acorde a otras localidades de la provincia de Salamanca”.

A pesar de la existencia de esta ordenanza, cada año el Ayuntamiento de Alba de Tormes establece un pliego de cláusulas administrativas para adjudicar lotes de terreno para instalar puestos y atracciones durante las fiestas. Y es precisamente aquí, con las nuevas tarifas establecidas por el Ayuntamiento, donde empieza el problema.

Los feriantes se niegan a pagar el doble

De acuerdo a ese pliego, un feriante que ocupa 250 metros cuadrados pagaría 800 euros por 15 o 20 días de estancia aproximadamente por los 400 euros que pagó en 2019, mientras que uno que ocupa 60 metros cuadrados pagaría 200 por los 100 euros de 2018. Y uno que ocupa 20 metros cuadrados pagaría 80 euros por 15 o 20 días, por los 40 euros que pagó en años anteriores.

Se trata de una tarifa que se aplica también a una persona que vende globos en la plaza o a un puesto que vende juguetes o artesanía durante las fiestas. Sin embargo, los feriantes no están dispuestos a pagar el doble que años anteriores.

Según la alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez, tres feriantes presentaron sus solicitudes a estos pliegos el pasado 4 de octubre, sin embargo poco después “lo rechazaron”.

“Una solución ilegal”

Aunque el Ayuntamiento se muestra dispuesto a escuchar y negociar nuevamente con los feriantes, Concepción Miguélez no está dispuesta a que “sean los feriantes los que impongan sus condiciones sobre el pliego aprobado, porque sería ilegal”.