Lunes, 21 de octubre de 2019

Cs plantea un plan para el coche eléctrico e híbrido ante la escasez de puntos de recarga

Afea al Gobierno sus "bandazos" y pide renunciar a las prohibiciones planteadas para producir vehículos que emitan CO2

Ciudadanos ha planteado en el Congreso al Gobierno en funciones la necesidad de impulsar un plan de estímulo para favorecer la venta de coches eléctricos e híbridos y aumentar los puntos de recarga para los vehículos eléctricos, aspecto en el que España figura a la cola de los países de la Unión Europea.

Así, según señalan sus diputados Soraya Mayo, Enrique Víctor Rivero y Manuel Hernández en una batería de preguntas dirigidas al Gobierno, recogida por Europa Press, España es el décimo país de la Unión Europea con menos puntos de recarga para estos vehículos, con un total de 16,97 puntos por cada 100.000 habitantes urbanos.

Estos datos, correspondientes a 2017, se desprenden de un informe publicado este año por la Comisión Europea que, tras comparar la situación del transporte en los distintos estados miembros de la Unión, coloca a España en la posición 14 de 28 países.

Según este documento, cuentan con peor tasa de puntos de recarga de coches eléctricos nueve países en comparación con España, que son Hungría (15,52), Lituania (12,67), Italia (9,44), Letonia (7,25), Bulgaria (7,10), Polonia (5,71), Rumanía (4,41), Chipre (4,21) y Grecia (0,78).

Por ello, desde la formación naranja plantean al Ejecutivo en funciones si tiene previsto realizar algún tipo de actuación para aumentar estos puntos de recarga y su contempla algún plan de estímulo para aumentar la venta de coches en general, y eléctricos o híbridos en particular.

Caída de la confianza del consumidor

Y es que, tal y como alertan en su iniciativa, el descenso acumulado en las matriculaciones de vehículos comerciales y turismos en lo que va de año alcanza el 9,2%, hasta las 883.649 unidades, con una caída en el mes de agosto del 30,8%.

Entre los factores a los que las patronales del sector atribuyen este descenso se encuentra "la incertidumbre generada por el Gobierno sobre la prohibición para circular con vehículos de combustión en los próximos años", relata Cs, que cree que esta situación "ha generado un descenso de confianza del consumidor más que notable".

En este sentido, en esta formación no entienden cómo "se desea eliminar los combustibles fósiles" pero, al mismo tiempo, "no se están promoviendo ni la electrificación de las gasolineras ni otros puntos de recarga ni ayudas a la venta de vehículos eléctricos o híbridos a empresas y particulares".

Facilitar una transición exitosa y no prohibir

Ciudadanos afea al Ejecutivo sus "bandazos" en política medioambiental e industria, pues tras plantear la prohibición de vender turismos y vehículos ligeros que emitan dióxido de carbono, ha debido dar "marcha atrás", según Cs, tras recordar la Comisión Europea que no es posible una prohibición completa de la comercialización, importación y matriculación de coches nuevos de gasolina y diésel.

Por ello, piden que la política de descarbonización se desarrolle bajo un enfoque de "neutralidad tecnológica", renunciando a estas prohibiciones, pues tal y como expone su diputada Carina Mejías en otra batería de preguntas, recogida por Europa Press, "no es de extrañar que con esta errática política, las ventas de turismos hayan descendido en picado".

Mejías solicita al Ejecutivo planes para frenar esta caída de ventas y le pregunta cómo cree que afectan mensajes como el de "el diésel tiene los días contados", lanzado por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, al poco de llegar al cargo, "a la volatilidad y evolución de la industria".

Asimismo, la diputada de la formación naranja apuesta por un plan para "ayudar a las empresas a realizar una transición exitosa hacia la producción de vehículos sin emisiones", en lugar de "insistir en la prohibición de vehículos de combustión".