Miércoles, 11 de diciembre de 2019

El CD Guijuelo deja buen sabor de boca en su primera prueba ante el Atco. Tordesillas (5-1)

Joni, Pallarés, Iván Agudo, Mito y Jordi marcaron para un Guijuelo que probó el funcionamiento del nuevo bloque

CD Guijuelo 5-1 Atlético de Tordesillas

Guijuelo: Taliby, Juanjo, Jonathan, Jesús Muñoz, Dani Hernández, Carlos Rubén, Luis Lara, Joni, Mito, Palmarés, Cristóbal 

Tordesillas: Farolo, Blanco, Poveda, David, Abraham, Miguel, Oli, Luismi, Felipe, Roberto, Cisneros

Goles: 1-0 Joni, 2-0 Pallarés, 3-0 Iván Agudo, 3-1 Escribano, 4-1 Mito, 5-1 Jordi 


Primer partido de preparación para el Club Deportivo Guijuelo y buenas sensaciones que deja el equipo en el Municipal de la villa. El conjunto de Ángel Sánchez recibió en casa al Atlético de Tordesillas, en un partido marcado por las novedades, el tono de prueba y el intenso calor.

La mayor experiencia del bloque chacinero se dejó ver nada más iniciarse el encuentro y pronto los locales se pusieron por delante. Joni, jugador a prueba en las filas verdiblancas, aprovechó un fallo del portero visitante para marcar el primero a los pocos minutos de juego. Con un buen dominio del centro del campo, el Guijuelo no tardó en conseguir otra oportunidad peligrosa. Esta vez fue Pallarés el que consiguió el balón en la frontal y probó suerte con un tremendo disparo. El esférico chocó en el larguero, y tras un rechace, nuevo disparo que acabó en las redes. La pareja de goles se completó con un tercer tanto, obra de Iván Agudo justo al filo del descanso.

Tras descansar e hidratarse, los jugadores volvieron al terreno de juego, está vez con el Tordesillas más guerrero. El conjunto vallisoletano consiguió su gol a los pocos minutos, con un tiro cruzado de Escribano al que Taliby no pudo llegar. Tras media hora de juego más tranquilo, el Guijuelo aprovechó para dar salida a la mayor parte de los suplentes. Con el control total del partido, el Guijuelo apretó hasta conseguir el cuarto gol, tras generar mucho peligro en la recta final. Este obra de Mito, el otro jugador a prueba durante la pretemporada. Jordi no quiso quedarse sin tanto y redondeó el marcador hasta el quinto justo a dos minutos para el pitido final. 

El Guijuelo demuestra tener ambición y calidad desde un primer momento, con buenas sensaciones tanto en ataque como en defensa, con una línea experimentada y sólida. El próximo encuentro será ante el Zamora el próximo sábado 27, también en el Municipal de Guijuelo.