Sábado, 20 de julio de 2019

Salamanca guarda silencio en recuerdo de Miguel Ángel Blanco

El Consistorio se adhiere de esta forma a la solicitud recibida desde la Fundación Miguel Ángel Blanco para condenar el terrorismo y recordar a las víctimas

Homenaje en la Plaza Mayor a Miguel Ángel Blanco. Foto: Lydia González

El Ayuntamiento de Salamanca ha convocado hoy una concentración y un minuto de silencio en la Plaza Mayor de Salamanca en contra del terrorismo y para recordar a Miguel Ángel Blanco y a todas las víctimas.

El Consistorio se ha sumado así a la petición recibida desde la Fundación Miguel Ángel Blanco para conmemorar el vigésimo segundo aniversario de su secuestro y asesinato a manos de la banda terrorista ETA, bajo el lema ‘La voz de las manos blancas’.

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha recordado a todas las víctimas de ETA y ha destacado la importancia de que la sociedad se uniera para condenar el terrorismo y defender la vida y la libertad.

El regidor municipal ha enviado un saludo muy cariñoso y ha manifestado la solidaridad de la ciudad de Salamanca a todas las víctimas del terrorismo y sus familias, que han estado siempre a favor de la libertad, de la convivencia de todos los españoles y de la lucha contra el terrorismo.

García Carbayo ha señalado que el Ayuntamiento de Salamanca siempre va a defender la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas. En este contexto, el primer edil ha señalado que el Consistorio va a pedir que todas las administraciones colaboren para que las víctimas del terrorismo tengan el estatus y la situación que se merecen y que se les reconozca, por otro lado, todo el trabajo que han hecho para que este país sea hoy un gran país donde la democracia, la libertad y la justicia puedan imperar gracias al sacrificio de estas personas.

Por último, ha lamentado que los herederos de ETA sigan sin condenar los crímenes de la banda y ha solicitado que se persigan y se castiguen todos los crímenes que continúan sin ser penados.

De igual modo, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León, Juan José Aliste, presente también en el acto, ha asegurado que el capítulo de ETA no es un capítulo cerrado, pues todavía quedan muchos casos sin resolver. En este sentido, ha señalado que existe un gran problema en la actualidad y que debe haber un punto de inflexión con los “terroristas pseudopolíticos” que están en las instituciones.

Fotografías: Lydia González