Lunes, 6 de julio de 2020

Cines Van Dyck acogerá un verano cargado de versiones originales subtituladas

El tradicional ciclo Filmo Van Dyck incluye algunos de los títulos más destacados del cine de autor internacional
Grupo de personas esperan la entrada a los cines Van Dyck Tormes / Archivo

En julio, agosto y septiembre, Cines Van Dyck mantienen su compromiso con la versión original subtitulada. Una vez más, el ciclo Filmo Van Dyck reunirá hasta treinta películas, entre ellas algunas de las más destacadas del cine de autor internacional. La primera remesa, del 5 de julio al 8 de agosto, incluye el Oso de Oro en Berlín, la rumana No me toques, ópera prima de Adriana Pintilie. Una valiente y radical exploración en la sexualidad de una mujer madura y sus compañeros de terapia, que combaten traumas, miedos y tabúes para recuperar el placer.

Del otro gran festival europeo, Cannes, llegan dos obras maestras. Largo viaje hacia la noche, del joven chino Bi Gan (1989), asombra por su virtuosismo formal. Heredero de Wong Kar Wai, reinventa el género negro y juega a mezclar la memoria y los sueños en un arriesgado plano secuencia de una hora de duración (!). Por su parte, la rusa Letodio que hablar por la ausencia en la Croisette de su director, Kiril Serebrennikov, en arresto domiciliario por sus críticas a Putin. En este fascinante musical en blanco y negro, homenajea a otro creador censurado: Viktor Tsoi, que con su banda de rock lideró la contracultura en la URSS de los 80.

La Seminci de Valladolid premió dos filmes sobre el amor. En Génesis (Mejor Película), el canadiense Philippe Lesage (Los demonios) aborda la primera chispa de la juventud. La que siente un estudiante de un internado masculino hacia su mejor amigo, y su hermanastra hacia un hombre mucho mayor que ella. Una trama autobiográfica y una mirada sensible que recuerda a Rohmer. La Espiga de plata recayó en A la vuelta de la esquina, de Thomas Stuber, con dos de los actores alemanes en boga: Franz Rogowski (también en Transit, de Christian Petzold) y Sandra Hüller (la protagonista de Toni Erdmann). Silenciosa y tierna, se sitúa en un horrendo supermercado del que la cámara extrae una insólita belleza.

Al otro lado del charco, Sundance supone el escaparate de la industria indie. Dos galardones fueron a parar al polaco Jacek Borcuch por Un atardecer en la Toscana, drama sobre la xenofobia y los prejuicios, abierto y sutil, con más preguntas que respuestas. Después de un atentado terrorista en Roma, una poeta judía ganadora del Nobel (la legendaria Krystyna Janda) pronuncia un polémico discurso contra la Europa racista que rechaza al extranjero. La otra gran sorpresa del certamen fue La (des)educación de Cameron Post, segundo largo de Desiree Akhavan, sobre una joven a la que su familia interna en un centro religioso de terapia para “curar” la homosexualidad. Neoyorquina de padres iraníes, predica la tolerancia y dibuja un retrato creíble, con la ayuda de la actriz Chloë Grace Moretz (Déjame entrar).

Varios de los títulos de Filmo Van Dyck gritan por la libertad, la igualdad de género y la visibilidad LGTBI. En El secreto de las abejas, un pequeño pueblo escocés de los años 50 hace el vacío a una doctora (Anna Paquin) enamorada de una madre divorciada (Holliday Grainger). Un drama elegante escrito por las guionistas de la serie Killing Eve. Otra autora consolidada, la francesa Catherine Corsini (Tres mundos), denuncia en Un amor imposible la dominación masculina y las trampas del cortejo. Una humilde oficinista de provincias (Virginie Efira) se queda embarazada del arrogante y manipulador hijo de una familia burguesa. Pero él se niega no solo a contraer matrimonio -por la diferencia de clase social-, sino a reconocer a la niña con su apellido.

La reputada lisboeta Rita Azevedo Gomes (1952) enfoca su adaptación de un relato de Robert Musil desde una óptica feminista en La portuguesa. En la Edad Media, una joven se casa con un noble austriaco. Él pronto se marcha a la guerra. Durante más de una década, ella lo espera en un castillo y trata de que el tedio no debilite ni su pasión ni sus principios. Cada escena parece un lienzo o un tapiz renacentista gracias a la composición y la iluminación natural. También merece una mención la actriz Maryam Touzani, protagonista y coguionista de Razzia, del francés Nabil Ayoub (Los caballos de dios). Un ágil relato coral de varios personajes marginados por la sociedad marroquí, aún homófoba y machista.

Por último, las versiones originales subtituladas permitirán disfrutar de las voces originales de nuestros actores favoritos. El francés Fabrice Luchini (El juez) investiga el origen de un sospechoso bestseller en La biblioteca de los libros rechazados. Gran éxito de taquilla (un millón de espectadores) para esta intriga del cuatro veces nominado al César Rémi Bezançon. La veterana Valeria Golino (Miele) da una lección de matices y firmeza en Acuarela, sobre una osteópata ciega que enseña a un publicista inmaduro y ligón el valor del compromiso. Comedia romántica del milanés Silvio Soldini (Pan y tulipanes). Los prometedores Noah Saavedra y Valerie Pachner encarnan al pintor Egon Schiele y a su musa en el biopicsobre el artista vienés, que escandalizó con su estética tortuosa y su erotismo. Dirige el austriaco Dieter Berner. Y su compatriota Nikolaus Leytner regaló, en la recomendable El vendedor de tabaco, el último papel de su carrera al fallecido Bruno Ganz. En la piel de Sigmund Freud, mentor de un joven aprendiz de estanquero, asiste al ascenso del nazismo. Más información (horarios, precios, fichas) en la web de los cines y los programas impresos.