Miércoles, 11 de diciembre de 2019

¿Cómo se constituyen las diputaciones provinciales y cuáles son sus funciones?

Después de la constitución de los ayuntamientos el siguiente paso es la conformación de las diputaciones provinciales
Edificio de La Salina, sede de la Diputación Provincial.

Después de la constitución de los ayuntamientos el siguiente paso es la conformación de las diputaciones provinciales, el órgano de gobierno de las provincias. Su composición es de elección indirecta, ya que se establece a partir de los resultados de las elecciones municipales, y el número de diputados se determina, al igual que el número de concejales, según el número de habitantes de la provincia, tal y como recoge la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General. Hasta 500.000 habitantes, 25 diputados; hasta un millón, 27 diputdos; hasta 3,5 millones de habitantes, 31 diputados; y de 3,5 millones en adelante, 51 diputados.

Los escaños se reparten según la fórmula D’Hondt entre las distinas formaciones políticas que han obtenido algún concejal en cada partido judicial y según el número de votos conseguidos por cada uno de ellos en las elecciones municipales. Es decir, los diputados salen de los concejales que hayan resultado elegidos en los ayuntamientos de la provincia. En la sesión constitutiva, presidida por una Mesa de Edad, integrada por los diputados de mayor y menor edad presentes en el acto, se elige al presidente de entre sus miembros.

Las diputaciones provinciales no existen en toda España. Así, por ejemplo, las comunidades autónomas de una sola provincia (Madrid, Asturias, Cantabria, La Rioja o Murcia) no tienen, siendo sus competencias asumidas por las comunidades autónomas. En el País Vasco existen diputaciones forales cuya elección es directa, y en las islas existe el consejo insular (Baleares) y el cabildo insular (Canarias).

La constitución de las diputaciones se puede aplazar en caso de que se haya presentado recurso contencioso-electoral contra la proclamación de concejales electos en los municipios, debiendo ser notificado el fallo en un plazo máximo de 37 días.

Funciones de las diputaciones provinciales

Atendiendo a lo estipulado por la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad las principales funciones de las diputaciones proviciales son la coordinación de los servicios municipales para la garantía de su prestación; la cooperación jurídica, económica y técnica, o la implantación de la administración electrónica. Ley que además ha reforzado las competencias de las diputaciones, siendo las encargadas de prestar servicios de secretaría e intervención en municipios de menos de 1.000 habitantes, el tratamiento de residuos en los municipios de menos de 5.000 habitantes o la prestación de los servicios de prevención y extinción de incendios en aquellos municipios de menos de 20.000 que no lo puedan garantizar.