Lunes, 11 de noviembre de 2019

Sortelha recrea la leyenda del Beso sin Fin

Uno de los pueblos mejor conservados del país trasmite, mediante talleres y ‘meriendas amorosas’, la más encantadora de sus historias

Bajo la muralla, en una abrupta ladera, divisamos la Roca del Beso

El pueblo histórico de Sortelha (Sabugal) acoge el fin de semana del 28 al 30 de junio una serie de actividades festivas y de difusión de sus oficios tradicionales girando alrededor de la leyenda del Beso Eterno, una de las más populares de la comarca.

La morfología granítica de este alto en que se sitúa Sortelha propició la aparición de muchas historias, donde las grandes rocas moldeadas por el clima y el paso del tiempo son protagonistas. Tal es el caso de la Roca del Beso, un conjunto formado por dos rocas unidas por un único punto, fuerza contra fuerza, dando la impresión de un apasionado beso.

Estas piedras se sitúan en la abrupta ladera sur de la muralla, a los pies del castillo de Sortelha. Se ubican extramuros, en una zona prácticamente inaccesible, por lo que solo pueden ser observadas a distancia, desde alguno de los muchos miradores naturales que tiene esta atalaya defensiva que es Sortelha, misión con la que fue construida en este cabezo granítico, surgiendo prácticamente de la roca.

Cuenta la leyenda que una muchacha cristiana, hija del alcalde de Sortelha, se enamoró del jefe militar de los musulmanes que asediaban el castillo. Amor prohibido, pasión que traspasa creencias y un encantamiento que la eterniza.

Quien aparezca por Sortelha este fin de semana podrá preguntar a los lugareños cuál fue la maldición y quién la emitió. Serán los propios habitantes quienes dirijan los talleres sobre tareas que fueron cotidianas hasta fechas recientes, como la siega y la cosecha de los cereales (aquí llamada ceifa), que por ahora comenzaba, o la trilla (malha). El Tío Hermenegildo, el Tío Raul Clara, el Tío Manel Reis, la Tía Celeste, la Tía Alice o la Tía Capitolina nos enseñarán cómo lo hacían y será fascinante aprenderlo.

De igual forma se realizarán talleres de artesanía, donde aprender a hacer el rodillo (aquí denominado molídia) que antiguamente las mujeres colocaban en la cabeza para transportar la carga. Nos enseñará a hacerlo la Tía Hortênsia.

Habrá talleres de manualidades, como el de origami y ‘piedras amorosas’, siempre en torno a la romántica leyenda. También ‘Historias de Papel’, teatro itinerante en miniatura.  

Conoceremos algunos juegos tradicionales portugueses y así, de experiencia en experiencia, llegará el final de la tarde, un momento idóneo para compartir una cesta de pícnic llena de productos de la tierra, acompañados por la cálida puesta de sol estival, frente a la Roca del Beso. Estas ‘meriendas amorosas’, como aquí las llaman, se han convertido en uno de los reclamos de esta fiesta, y en el mejor marco visual, proporcionando las más atractivas fotografías de la jornada.

Por la noche, música acorde al espacio, para escuchar envueltos por el granítico encanto de este pueblo intramuros.

Todas las actividades son gratuitas, pero los talleres, las experiencias orientadas y la merienda están sujetos a inscripción limitada al número de plazas existente, a través del teléfono + 351 271 750 080 (Museo de Sabugal) o e-mail eventos.sabugal@cm-sabugal.pt. También resolverán todas nuestras dudas en la Oficina de Turismo de Sortelha.

El evento Beso sin Fin (Beijo sem Fim), del 28 al 30 de junio en Sortelha, es el primero de una serie de fiestas enmarcadas en las tradiciones y leyendas de los doce pueblos que conforman la red Aldeias Históricas de Portugal, que trascurrirán desde ahora hasta finales de año también en Piódão (6 y 7 de julio), Linhares da Beira (del 12 al 14 de julio), Marialva (del 19 al 21 de julio), Castelo Novo (del 26 al 28 de julio), Castelo Rodrigo (del 6 al 8 de septiembre), Castelo Mendo (27 y 28 de septiembre), Trancoso (del 11 al 13 de octubre), Idanha-a-Velha (del 1 al 3 de noviembre), Monsanto (del 8 al 10 de noviembre), Almeida (29 y 30 de noviembre) y Belmonte (del 27 al 30 de diciembre).

Este fin de semana es el turno de Sortelha. Los habitantes del pueblo han tejido durante meses motivos en ganchillo azul, el color del evento, que adornará muchos de sus espacios emblemáticos, desde la Rua da Fonte a la Rua Direita. Por callejuelas empinadas y casas pegadas a la roca llegaremos a la plaza del Pelourinho, con el Castillo y la iglesia de Nª Sª de las Nieves.

Se podrá mitigar el calor de estos días en alguna de las playas fluviales del concejo, como la de Sabugal, Fóios, Quadrazais, Rapoula-do-Côa y Vale das Éguas. Para los amantes de la pesca, las condiciones que el río Côa ofrece pueden ser un gran atractivo.

Sigamos el hilo azul y trasladémonos a otra época, la de la Reconquista o la del siglo XX. Sumerjámonos en otro tiempo y en otras vidas en este pueblo de exuberantes y enigmáticas piedras, que tiene el poder de dejarnos hipnotizados, como a los amantes eternos.