Miércoles, 23 de octubre de 2019

Vacaciones en el pueblo

Ya llegó junio, y con él llegan los días en los que no se quiere ir nunca el sol. Esos días de disfrutar más la calle, los parques, el campo y todos aquellos lugares donde se pueden hacer actividades al aire libre. Junio trae el calor, pero sin que sea todavía excesivo, teniendo por lo general, una temperatura perfecta. Junio es nada menos que el comienzo del verano, la estación del año más especial, la de mayor alegría, la de tener más planes, la de hacer más viajes, y cuando tenemos las vacaciones más largas.

Y de todos los lugares a los que se puede ir en verano, me quedo con las vacaciones en el pueblo. En ese pueblo pequeño, donde todo el mundo se conoce, y donde todo tipo de animales transitan por la calle, como un ciudadano más. Ese lugar donde parece que se ha detenido el tiempo, y que vive ajeno al resto de las cosas que pasan en el mundo. Hablo de ese pueblo, uno cualquiera de los más de trescientos que forman la provincia de Salamanca.

Aquellos que lo han vivido saben por qué lo digo, y aquellos que nunca han tenido la inmensa suerte de tener uno al que ir, no tienen ni idea de lo que se han perdido.

Aunque es igual de maravilloso a cualquier edad, lo es especialmente durante la infancia y adolescencia. En esos años no existen islas paradisiacas, interrail, ni Eurodisney, que supere lo que se disfruta un verano en el pueblo, porque eso es otro nivel. No cambio ninguno de los que viví por haber estado en ningún otro sitio.

Yo he tenido la gran fortuna de poder disfrutar, además, no de uno, si no de dos pueblos, mi madre es de Lumbrales, y mi padre de Villoria. Dos lugares de zonas totalmente diferentes, pero con una misma esencia. Y eso ha hecho que desde que naciera, todos mis veranos los haya pasado en uno o en otro. De pequeño los tres meses enteros, y ahora, menos de lo que me gustaría, pero no ha habido uno que haya faltado a alguno de ellos.

Así que ahora que llega junio, y con él el verano, disfrutad los que podáis del vuestro, porque es un gran paraíso, el mejor para pasar las vacaciones, sin duda alguna. ¡Qué ganas de verano, qué ganas de pueblo!

Salamanca, Junio de 2019.

www.juanmariadecomeron.com