Lunes, 16 de septiembre de 2019

La importancia de saber nada a edades tempranas

 

La razón más importante por la cual debemos enseñar a los niños a nadar es la seguridad propia y salvar vidas. Las estadísticas lo confirman: un total de 728 niños sobrevivirían cada año, solo con el hecho… de saber nadar.

La natación es una actividad física completa —me voy a referir a los niños—  sea cual fuera, si sufren una patología, es una deporte —que por  no ser de contacto— puede ser  aprendido a cualquier edad y con muy  buenos resultados. Están involucrados activamente sus cuerpos y mente mientras se divierten. Una de las grandes bondades de la natación es que pueden empezar a nadar desde los seis meses. Recordando que el feto está nadando en el vientre de su madre. Permitiendo al feto moverse dentro de la pared del útero sin que las paredes de éste se ajusten demasiado a su cuerpo, proporciona sustentación hidráulica.

Los pequeños aprenderán a sentirse cómodos en el agua… soplar burbujas, contener la respiración. Todo programa de natación debe contemplar la forma de enseñar a los niños flotar sobre sus espaldas y sostenerse.

Entre otras cuestiones, el niño literalmente puede salvarse de una situación de peligro. Ellos están constantemente expuestos a muchos riesgos: ríos, lagos, muelles, un paseo en barco, una piscina. Además, cuanto antes empiece a nadar…  mejorará su salud física y mental. Mucho cuidado con las piscinas privadas. Nunca deje de vigilar a su hijo o niño del qué se ha hecho cargo… un descuido puede tener consecuencias fatales. La exposición continuada al sol, largo periodo de juegos con sol y calor, producen deshidratación y… avise a E.S, no dude de hacerle preguntas del tipo: como se llama, que le mire a los ojos, siga su dedo etc, pero si observa que el niño(siempre tomando el pulso con su mano) deja de sentirlo o es débil, haga MCP; que un juego de verano no nos robe lo que más amamos.

 Les pongo 10 razones por qué los niños deben saber nadar

 A) Esencial para su seguridad

El ahogamiento es la segunda causa principal de muertes no intencionadas y con  lesiones en niños de 0 a 14 años. Es vital que los niños sepan nadar a edad temprana; los padres deben asegurarse de que ellos se sientan cómodos y seguros dentro y alrededor del agua. No le meta a la fuerza y menos en aguas frías.

B) Es un deporte de bajo impacto

Dado que se practica en el agua, el cuerpo está flotando en un 90%. La natación proporciona entrenamiento de resistencia; una actividad ideal para tonificar hombros, brazos, espalda y abdominales.

C) Nadar es uno de los deportes más completos

Contribuye al desarrollo físico, emocional y neurológico. Asimismo, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, fortalece la capacidad pulmonar —aumenta la resistencia al asma infantil— y mejora el metabolismo.

D) Es una actividad económica

Se pueden practicar en lagos públicos y piscinas comunitarias.

E) La natación es una actividad social

Como tal, les permite a los niños interactuar con sus padres; es una oportunidad maravillosa para aprender habilidades sociales y establecer relaciones de amistad.

F) El niño aprenderá el valor del trabajo en equipo, auto motivación y fijar objetivos.

Proporciona desafíos, logros y recompensas; ayudando a nuestro hijo a tener confianza en sí mismo y a creer en habilidades, fortaleciendo su autoestima.

G) Aprender a nadar es una habilidad para toda la vida

Ofrecer a los niños la posibilidad de aprender a nadar es hacerles un gran regalo que les acompañará para siempre y que mejorando su salud física y mental.

H). La práctica de la natación hace que nuestro organismo libere endorfinas: hormonas que se asocian con estados de ánimo positivo. Reduciendo los cuadros depresivos y mejorando inmediatamente los estados de ánimo. Aunque le parezca increíble —muchos padres así piensan— su hijo incluso desde el nacimiento, puede sufrir ansiedad  y depresión.

I) Nadar es altamente recomendable para los niños y adolescentes con discapacidad

Los autistas son grandes amantes del agua. Este medio les proporciona un estado de quietud que les hace sentir mejor.

J) Aprender a nadar como base para otros deportes

Esta habilidad abre la puerta a la practicar otros deportes acuáticos; navegación a vela, buceo, piragüismo, surf, triatlón y el kayak.

Lo que haces en los momentos difíciles es lo que definirá el tipo de deportista (nadador) en el que te convertirás. (Dana Vollmer)