Lunes, 28 de septiembre de 2020

¡Feliz Noche de San Juan!

Hay noches mágicas. La de hoy, por ejemplo. Cuenta la leyenda que el 23 de junio, noche de San Juan, está plagado de leyendas, fuego y misterios. Dicen que se conmemora el triunfo de la luz sobre la oscuridad. En esas fechas, el sol se resiste a marcharse y aún a las diez de la noche se puede ver una tenue claridad.

En la noche de San juan se unen magia y tradición. Las hogueras se encienden durante la madrugada y ante el fuego se pueden hacer todo tipo de hechizos , pedir deseos y ahuyentar los malos espíritus. Hay que saltar siete veces la hoguera para ahuyentar todo lo malo, y después, especialmente en los sitios costeros, saltar siete olas de espaldas, y pedirle a la última un deseo. 

Las leyendas y costumbres varían según el país. Por ejemplo en Chile hay algunas divertidísimas para esta noche tan especial. La tradición cuenta que si a la medianoche te colocas con una guitarra debajo de una higuera, aprenderás a tocar este instrumento por arte de magia. O que, antes de la medianoche, quien crea que en los oráculos, puede poner tres patatas bajo la cama. Eso sí,  una debe estar sin pelar, otra pelada hasta la mitad y otra totalmente sin cáscara. Cuando el reloj marque la medianoche, y sin mirar, hay que tomar una de las patatas. Si se coge la que está totalmente pelada se auguran problemas y carencias. La patata a medio pelar indica que las cosas andarán ni bien ni mal. Finalmente, la patata con cáscara vacticina el éxito y la abundancia.

 

¿Y sabéis que es lo más bonito de noches como esta? Que están llenas de historias, de palabras que nos dejaron nuestros antepasados, agradecimientos a los dioses y a la naturaleza por la cosecha, fiestas para celebrar al sol, fuego para sentirnos vivos, para quemar lo malo y purificar lo que nos quedamos… Que somos las palabras que cuentan lo que somos, y nunca debériamos olvidarnos de celebrarlo. 

¡Feliz noche, curiosos! 

Rebeca Martín