Viernes, 27 de noviembre de 2020

“Hay que donar, en muchos casos es el único tratamiento”

“Tenía asumido” que a largo plazo necesitaría un trasplante de corazón”, relata Arturo Sánchez, al que un corazón y la solidaridad de un donante le salvó la vida hace 9 años
El mirobrigense Arturo Santos, trasplantado de corazón, pone el acento en concienciar sobre la donación. Foto: David Rodríguez

“Hay que donar, porque se salvan vidas”, y es que “en muchos casos es el único tratamiento”, tal y como señala el salmantino Arturo Sánchez, trasplantado de corazón desde hace 9 años, y al que con tan solo 21 le diagnosticaron miocardiopatía dilatada hereditaria. Un diagnóstico que no siempre es fácil de asumir, especialmente a una edad tan joven, pero “he sido un buen paciente”. Asegura que “dejar de fumar no me costó nada”, aunque “a esa edad nos gustaba salir”. De igual manera reconoce que “tenía asumido” que a largo plazo necesitaría un trasplante de corazón, y que llegó tras cinco meses de espera, al tiempo que no deja pasar la oportunidad de apuntar que “contamos con cardiólogos de primera”.

El trasplante es “una segunda oportunidad” para los receptores del mayor gesto de solidaridad de los donantes y familiares que, en un momento tan difícil, dan su consentimiento para la donación.

El año anterior al trasplante, cuando ya era el único tratamiento posible ante su debilitado corazón, “tuve una calidad de vida muy mala, no podía caminar ni 200 metros sin cansarme”. Finalmente fue trasladado a Valladolid para su ingreso hospitalario, a la espera de un corazón. “Me emociono de pensarlo”, confiesa cuando le preguntamos por esa espera. Llegó un corazón, y cuando ya estaba todo preparado, “se suspendió” el trasplante. La culpa, curiosamente, fue de la niebla que había en el aeropuerto desde el que tenía que salir y que imposibilitó que pudiera llegar a tiempo. “No sería el que tenía que ser”, apunta Arturo. Apenas 24 horas después escucharía aquellas palabras, y esta vez sí: tenemos un corazón para ti. Nueve años después “me encuentro bien”, y sobre todo, “me gusta vivir”, y no descuida los buenos hábitos, “camino cuatro horas seguidas”.


Concienciar sobre la donación

Arturo Sánchez es uno de los 75 socios con los que cuenta actualmente la Asociación de Trasplantados de Corazón de Castilla y León, con una andadura de 25 años en la que su principal objetivo ha sido concienciar a la sociedad sobre la importancia de la donación de órganos para salvar vidas. La asociación ofrece información, asesoramiento y orientación en temas relacionados con el trasplante y la donación de órganos.

¿Por qué debo hacerme donante? “Porque es la única posibilidad de seguir viviendo para muchas personas, porque los órganos disponibles no alcanzan para todos y porque mañana puedes ser tú el que lo necesites”, explican desde la asociación. Durante 2018, en nuestro país se realizaron 321 trasplantes cardíacos. Por su parte, en Castilla y León, el centro autorizado es el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, habiendo realizado 13 trasplantes cardíacos durante 2018, 2 más que el año anterior.