Miércoles, 13 de noviembre de 2019

La Federación de AMPAS de Centros Públicos muestra su malestar con ciertos aspectos de la EBAU

Piden que las autoridades reflexionen sobre las tasas exigidas para poder presentarse a estas pruebas, actualmente situadas en más de cien euros
Alumnos realizan las pruebas de acceso a la universidad

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Centros Públicos de Salamanca (FEDAMPA) ha manifestado su malestar con ciertos aspectos de la EBAU ante la inminente celebración de la prueba.

FEDAMPA ha hecho público su disgusto por el desarrollo de los cursos de bachillerato, especialmente en 2º. “Ambos están enfocados no tanto a adquirir conocimientos, destrezas y aprendizajes necesarios para su vida académica y personal, sino a preparar de manera casi exclusiva esta prueba que además conlleva una carga psicológica y emocional difícil de soportar. Quienes necesiten una nota elevada para acceder a la carrera deseada, y quienes no necesiten tan imperiosamente esa nota, tienen que gestionar el ritmo frenético que se impone en este curso, preguntándose si realmente esto responde a un sistema educativo correcto que busca su adecuada preparación como alumno y como persona”.

Desde dicha Federación echan en falta una adecuada labor de orientación profesional, realizada por profesionales especializados, que instruya al alumnado, tanto en cuanto a la oferta formativa existente, como en cuanto a sus aptitudes y actitudes personales.

Otra cuestión que se les hace difícil de entender es cómo las personas encargadas de diseñar estas pruebas no se atienen a criterios reales y coherentes e imponen un número de estándares de aprendizaje muy elevados, derivados de un amplísimo currículum, tan extenso que de mala manera, se puede preparar en los dos cursos de bachillerato.

Por último, piden que las autoridades reflexionen sobre las tasas exigidas para poder presentarse a estas pruebas, más de cien euros. “Nos parecen unas cantidades abusivas que se tienen que pagar en un plazo muy escaso de tiempo y que pueden llegar a ser discriminatorias para algunas familias”, declaran en un comunicado.