Sábado, 20 de julio de 2019

Difícil solución

Endrinal 

El desenlace de la crisis que vive la ganadería extensiva, y particularmente en España, parece difícil. La alternativa mayoritaria ha sido la intensificación, cuando no el abandono definitivo de la ganadería. Esta reestructuración no significa la solución a todos los problemas: la transformación de carácter industrial ha empeorado, incluso, las perspectivas del subsector. Sólo una política imaginativa de ayuda, fomento y potenciación de los recursos propios, procurando al mismo tiempo la existencia de unidades de dimensiones aceptables, puede convertir al régimen extensivo en plenamente viable y vincularlo definitivamente a las exigencias actuales