Domingo, 16 de junio de 2019

Café Zimmermann sorprende al público salmantino con su música instrumental barroca

La formación ha ofrecido un programa del siglo XVII en el Auditorio de la Hospedería Fonseca dentro del ciclo ‘Salamanca Barroca’ de la USAL
Café Zimmermann ha actuado en el Auditorio de la Hospedería Fonseca. Foto de Lydia González

Café Zimmermann, conjunto que ha interpretado música instrumental barroca por medio mundo, ha ofrecido esta tarde un concierto en el Auditorio de la Hospedería Fonseca dentro del ciclo ‘Salamanca Barroca’ organizado por la Universidad. El público salmantino ha podido disfrutar de un programa que exige notable virtuosismo, imaginativa fantasía ornamental y un profundo sentido de la improvisación.

La formación ha ofrecido un programa del siglo XVII en el que uno de los grandes precursores y difusores de la suite de danzas para clave en Alemania (Froberger) se ha unido con dos de sus piezas -la Tocatta II y Ricercar I- a los dos grandes maestros austriacos del stylus phantasticus: Biber y Schmelzer.

De Biber ha tocado Sonatae tam Alis, quam Auris servientes y Fidicinium sacro-profanum y también Mensa sonora; de Schmelzer, por el contrario, han hecho sonar Serenata con Aria, Fechtschule y Lamento sopra la morte di Ferdinand III.

Café Zimmermann

Fundado en 1999, Café Zimmermann es uno de los principales conjuntos barrocos de Francia y del resto de Europa. Dirigido por el violinista Pablo Valetti y la clavecinista Céline Frisch, el conjunto reúne a solistas ansiosos por revivir la atmósfera artística transmitida por el establecimiento de Gottfried Zimmermann en el siglo XVIII en Leipzig.

Café Zimmermann se ha presentado en las salas de conciertos y festivales internacionales más reconocidos. Uno de sus objetivos es promover la música del siglo XVIII a un público más amplio a través de campañas de concienciación creativa. Ha realizado giras internacionales en Estados Unidos, Japón, China y América del Sur.

Fotos de Lydia González

Ver más imágenes: