Sábado, 21 de septiembre de 2019

El alcalde defiende la tauromaquia como fuente de riqueza

El regidor municipal ha recibido hoy en el Ayuntamiento al director general de la Fundación Toro de Lidia, Borja Cardelús, y a la coordinadora de esta entidad en la provincia, Beatriz Montejo

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, junto al director general de la Fundación Toro de Lidia, Borja Cardelús, y a la coordinadora de esta entidad en la provincia, Beatriz Montejo

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha recibido este miércoles, en el Ayuntamiento, al director general de la Fundación Toro de Lidia, Borja Cardelús, y a la coordinadora de esta entidad en la provincia, Beatriz Montejo, a quienes les ha transmitido su compromiso con la tauromaquia y la defensa de la libertad frente a quienes propugnan su prohibición.

El regidor municipal ha destacado que la fiesta de los toros es seña de identidad de España, Castilla y León y Salamanca. En este sentido, ha recordado que la provincia charra es tierra de ganaderos, de toreros y de aficionados. Asimismo, ha apuntado que los toros son fuente de riqueza y de empleo, un elemento cultural de primer orden y un activo medioambiental.

Argumentos que según García Carbayo explican el apoyo decidido a la fiesta nacional. Porque apoyar la tauromaquia, como ha señalado el alcalde, es fomentar también el desarrollo económico y turístico, difundir la cultura, conservar el medio ambiente y promover los valores, costumbres y tradiciones españolas.

Cabe recordar que Salamanca fue la primera capital de provincia en España -en septiembre del año 2011-, que aprobó una moción para solicitar que la fiesta de los toros fuera declarada como parte integrante del Patrimonio Cultural Inmaterial.

El Ayuntamiento de Salamanca, por otro lado, es pionero en la difusión de la cultura y los valores de la tauromaquia. En este contexto, impulsa cada año, a través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, actividades con las que promocionar y dar a conocer el toro bravo entre los escolares de la ciudad. ‘Tauromaquia en el aula’ y el ‘Concurso Municipal de Dibujo y Redacción’ son algunas de las iniciativas llevadas a cabo por el Consistorio para acercar el mundo del toro a los más pequeños y jóvenes. Actividades que se complementan con la visita a ganaderías, charlas o exhibiciones y clases de toreo de salón.

De igual modo, el Ayuntamiento de Salamanca concede cada año el Premio a la Mejor Faena de la Feria Taurina, que alcanza ya más de 20 ediciones. El galardón, que se entrega en la Gala Cultural Taurina que se celebra en el Teatro Liceo, tiene como finalidad contribuir al mayor realce y esplendor de la Feria Taurina de Salamanca así como sumar un nuevo apoyo a la fiesta de los toros.

Por otro lado, el Consistorio acometió el nuevo proyecto de musealización del Museo Taurino, reabierto en noviembre de 2017, para constituir este espacio como un recurso turístico más de la ciudad gracias a la ampliación de su proyección cultural y patrimonial. Un espacio de referencia, a día de hoy, para la difusión, defensa e investigación de la cultura y del patrimonio en torno al toro, sus artistas y el paisaje de las dehesas; para el conocimiento de la realidad del mundo taurino, su difusión y conservación y el conocimiento de sus valores.

Toros desde el siglo XV en Salamanca

En la ciudad, la tradición taurina se remonta al siglo XV. Se tiene constancia que en torno al año 1446 ya hubo una celebración que tuvo al toro bravo como protagonista. A partir de entonces, fueron muchos los acontecimientos sociales que contaron con la celebración de festejos taurinos, como la concesión y el festejo de los grados en la Universidad de Salamanca, hasta llegar a la Feria Taurina de la Virgen de la Vega en el centenario coso de La Glorieta.

Por otro lado, los espectáculos taurinos mueven entre 180.000 y 200.000 puestos de trabajo. Solo en España hay más de 1.100 empresas ganaderas registradas, que, al año, impulsan la celebración de más de 20.000 espectáculos en los que se lidian 25.000 reses y que reúnen a más de 40 millones de espectadores.

Por su parte, en Salamanca son casi 200 las ganaderías de lidia censadas y representan más del 73% existentes en Castilla y León. Tanto es así, que más del 20% de los toros que se lidian en las plazas españolas y francesas proceden de Salamanca, de cuyas ganaderías salen anualmente alrededor de 4.500 astados.