Lunes, 27 de mayo de 2019

“Hay quienes nos quieren pasivos, confiados y conformistas, y contra esto hay que rebelarse”

En “unas elecciones únicas” pide al ciudadano que “reflexione y vote lo que es mejor para tener una vida digna”
Isabel Muñoz, candidata de Unidas Podemos al Congreso por Salamanca

“Por responsabilidad”. Es el argumento de peso que, como ella misma asegura, ha llevado a Isabel Muñoz a aceptar encabezar la lista de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados por Salamanca. Durante esta última legislatura ha sido procuradora regional de Podemos, formación que no se esconde a la hora de reconocer sus errores pero que, como añade Muñoz, sigue siendo “indispensable” para que se cumplan las políticas sociales que dignifican la vida de las personas. Unidas Podemos “es la esperanza de la juventud, de los pensionistas y, sobre todo, de las personas que nunca han escrito la historia”. Hablamos con la candidata a pocos días de la cita con las urnas en unas “elecciones únicas”.

¿Qué la hizo dar el paso de aceptar encabezar la lista de Unidas Podemos al Congreso?

Por responsabilidad, y porque creo que en estos momentos Unidas Podemos es indispensable para la política. Esas sombras que tenemos por ahí aconsejan que estemos en el gobierno, y ya sabemos que el PSOE cuando está en la oposición es de izquierdas, y cuando llega al poder se olvida. Somos el partido que dará la seguridad para que se cumplan las políticas sociales que permiten a los ciudadanos tener una vida digna.

¿Qué nos jugamos los ciudadanos en estas elecciones?

Son unas elecciones únicas, y apelo a que se vaya a votar, a que la gente reflexione y vote lo que es mejor para tener una vida digna. Creo que la democracia está más en juego que nunca, hemos visto lo que ha pasado con el tema del espionaje a Podemos, que por cierto no he oído a ningún partido político pedir disculpas. Esto sí que pone en peligro nuestra democracia. Y a aquellas personas que puedan estar un poco defraudadas, decir que sabemos que hemos cometido errores, pero seguimos siendo una fuerza imprescindible.

¿Hay cierta indiferencia en la sociedad hacia la política y la clase política?

La sociedad se ha hecho pasiva. El sistema de bipartidismo que ha habido ha hecho que la gente se haga escéptica, eso de “todos los políticos son iguales”, es fácil caer en esa indiferencia o escepticismo, pero nada más lejos de la realidad. Hay quienes nos quieren pasivos, confiados y conformistas, y contra eso hay que rebelarse, sobre todo los jóvenes.

¿Cuáles son las necesidades prioritarias para Salamanca?

Soy muy crítica con el tema de la despoblación, porque es la consecuencia de que ha faltado un desarrollo autonómico, que se implantaran unas infraestructuras de comunicación y una potenciación de los servicios públicos, porque estamos en la comunidad más extensa de España. Tiene que haber unas comunicaciones diarias en el medio rural, el tren tienen que ser el eje vertebrador y de cohesión de nuestra comunidad autónoma, todas las provincias tienen que estar recorridas por los trenes de corta y media distancia, no queremos AVE porque ese modelo no cohesiona el territorio y no sirve para el medio rural. El eje vertebrador del oeste peninsular, por ejemplo, es imprescindible.

¿Hay que cambiar definitivamente el modelo productivo?

Sí, y hay que dejar de ser una tierra de servidumbre y pasar a ser una provincia de trabajos dignos. Tenemos en nuestro programa tres ejes: el horizonte verde, de una vez por todas tenemos que tomarnos en serio apostar por las energías renovables; el horizonte morado, que implica directamente a las mujeres; y el otro horizonte es la digitalización y que la investigación, desarrollo e innovación sean un puntal de desarrollo para nuestra provincia. Si dejan nuestra tierra sin posibilidades es muy fácil que aquí se instalen las empresas especuladoras, como la mina de uranio a cielo abierto, y las macrogranjas. Salamanca tiene un gran potencial humano, natural y patrimonial, y el patrimonio, por ejemplo, que es una de nuestras mayores fortalezas, aquí se gestiona como un producto más del mercado. Si no tenemos unos servicios esenciales públicos, sanidad, educación y servicios sociales, con todo ese desarrollo de la economía morada, estamos perdidos.

¿Se respeta la Constitución en nuestro país?

Nuestro programa se ha hecho con la Constitución en la mano. Podíamos haber hecho esta entrevista solo hablando de los artículos que no se cumplen. Hay partidos que nos han llevado a la pobreza y ahora se envuelven en la Constitución y la bandera.

¿Salamanca tiene suficiente voz en el Congreso?

Encima de tener esta situación geográfica, el oeste peninsular donde están las provincias con más paro y despoblación, y de haber tenido que soportar las nefastas políticas neoliberales,  hemos tenido que soportar a algunos de los peores políticos.

¿Ha conseguido durante esta campaña Unidas Podemos recuperar el entusiasmo en el electorado?

Es un milagro que todavía estemos bien vivos y que podamos estar en el Gobierno con todo lo que nos han hecho. Pero somos una necesidad, sobre todo para las personas que nunca han escrito la historia.

Al margen de la política, otro de los compromisos de Isabel Muñoz es con los libros, y de hecho fue finalista con ‘Bajo el cielo’ del Premio de la Crítica de Castilla y León. Así que podríamos haber empezado esta entrevista preguntando qué hace una escritora en un sitio como este. Pero la pregunta, para terminar, es otra, ¿habrá próximo libro? Sí, del que avanza su título, ‘Toda la vida es cine’.